La Batucada: el ritmo que movió la protesta ciudadana

Los tambores y el ritmo han sido durante muchos sábados las únicas armas de La Batucada del Pueblo, su potencia fue clave para que las movilizaciones pacíficas, que precisamente cumplen su aniversario este 25 de abril, sacaran del poder a un gobierno corrupto liderado por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

Una semana antes de la primera marcha masiva, un grupo de cinco integrantes se acercaron durante la hora del almuerzo con instrumentos elaborados con artículos reciclables, para hacer ruido frente a Casa Presidencial. A partir de ese momento, el grupo fue creciendo y sumando adeptos en La Plaza y frente al Congreso, aunque el colectivo está formado por los 15 incondicionales.

"La bulla llama a más bulla, la gente llama a más gente y el ritmo es un elemento esencial para aglutinarnos como colectivo", explicó Alejandro Pineda, integrante de la Batucada del Pueblo.

La bulla llama a más bulla, la gente llama a más gente y el ritmo es un elemento esencial para aglutinarnos como colectivo.
Alejandro Pineda
, integrante de La Batucada

Incluso recuerdan días, como el 27-A del Paro Nacional, en los que la energía que se vivía en la plaza les permitió estar tocando alrededor de 10 horas sin parar.

Otra de las integrantes, Pamela Saravia, lamentó que el espiritú de lucha se fue apagando conforme pasaron los sábados, aunque aseguraron que están más vivos que nunca. "Es frustante que no se entendió que la presión debía continuar y que el mensaje era cambiar las estructuras y el sistema, más allá de las personas", señaló.

Atrás quedaron sacrificios personales y profesionales como llevar tapones en los oídos para no dañarse o no atender compromisos sociales. Pero como aseguró Pineda, "la lucha continúa y el pueblo ha demostrado el poder que tiene en sus manos".

25 de abril de 2016, 12:04