Bob, un gato callejero con una historia de novela

Bob es un gato callejero que no tiene nada que envidiarle a un fiel perro. (Foto: zonadictoz.biz)

Bob es un gato callejero que no tiene nada que envidiarle a un fiel perro. (Foto: zonadictoz.biz)

No tienen la lealtad de un perro ni pretenden ser el mejor amigo del hombre. Los gatos son independientes y no se casan con nadie, aunque también son capaces de protagonizar historias de amor, heroísmo y solidaridad.

Es habitual encontrar en los medios historias de perros admirables, capaces de increíbles actos de abnegación y amor. Los felinos, sin embargo, parecen menos dados a sorprender al hombre, pero cuando lo hacen sus historias dan para libros enteros.

La última estrella felina protagonista de un libro se llama Bob y durante los primeros meses de su vida fue un gato callejero, hasta que hambriento y herido acabó en la escalera del apartamento de James Bowen, cuando el joven estaba en proceso de desengancharse de la heroína y sobrevivía como músico callejero.

Yo cuidé de él y él me ha pagado con tanto amor, cariño y una absoluta lealtad que nunca había visto antes en ningún animal y mucho menos en un gato.
James Bowen
, Dueño de Bob

Corría 2007 y lo último que James necesitaba era tener alguien de quien cuidar, pues apenas podía cuidar de sí mismo. Sin embargo, Bob era demasiado especial y los días fueron pasando hasta que hoy, ocho años después, ya han escrito dos libros, “Un gato callejero llamado Bob” y “La vida según Bob” y son absolutamente inseparables.

“Mi gato me salvó la vida, es la cosa más maravillosa que me ha pasado desde hace mucho tiempo”, asegura Bowen en las numerosas entrevistas y multitudinarias firmas de libros, a las que siempre acude con ese gato de pelo rojo, ademanes tranquilos y mirada penetrante, que “choca los cinco” con su amo cada vez que este le ofrece una chuchería gatuna.

Bob “choca los cinco” con su amo cada vez que este le ofrece una chuchería gatuna. (Foto: Youtube)
Bob “choca los cinco” con su amo cada vez que este le ofrece una chuchería gatuna. (Foto: Youtube)

Bob fue quien decidió seguir a Bowen mientras tocaba en las calles para ganarse el sustento para ambos y después mientras vendía la revista semanal “The Big Issue”, que distribuyen personas en riesgo de exclusión para encontrar una salida en sus vidas.

Ambos han pasado todo tipo de aventuras en las calles de Londres: divertidas, angustiosas, peligrosas, pero siempre juntos, y Bowen reconoce que cuando empezó a salir por las calles con su gato dejó de ser “invisible” para la gente, hasta que una mujer que solía verles ganándose la vida les propuso escribir un libro.

26 de febrero de 2014, 12:02

cerrar