El boleto de Q1.9 millones para repatriar a migrantes fallecidos

El mayor número de restos repatriados procede de Estados Unidos. (Foto: Minex)

El mayor número de restos repatriados procede de Estados Unidos. (Foto: Minex)

La muerte del cineasta Eduardo Spiegeler en Nicaragua o de la joven Claudia Patricia Gómez en Texas a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza son los ejemplos más recientes y mediáticos de guatemaltecos que fallecieron en el exterior.

Mientras que algunos casos, como el de Spiegeler, los restos se quedan en el país donde fallecen, en otros, como el de Claudia Patricia sus familiares buscan repatriar su cuerpo para velarlo y guardarlo en suelo guatemalteco.

  • POR SI NO LEÍSTE:

Únicamente, si el migrante está en situación irregular, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) contribuye económicamente. En cambio, si está de turismo, no es elegible para la ayuda y la entidad solo apoya a la familia como mediadora.

“Si fallece un guatemalteco de turismo, tuvo poder adquisitivo para viajar y no aplica para el programa de repatriaciones”, aclaró el vicecanciller Pablo García.

Gloria Estefanía Hernández y Pedrito Pastor desde Del Río (Texas), Feliciano García desde Tuxtla Gutiérrez (México), Cristobal Tzay y Basilio Matías desde Tucson (Arizona) o José Rosalio Salanic y Lisbet Dianca Méndez desde Silver Spring (Maryland) son algunos de los últimos cuerpos que regresaron a Guatemala para cerrar el ciclo de su vida.

Junto a ellos, otros 279 restos regresaron el último año al país, según los registros del Minex, principalmente procedentes de Estados Unidos y México.

Respecto al costo, el ministerio pagó entre 10 mil quetzales y 25 mil quetzales por cada servicio funerario para la repatriación, dependiendo de la ciudad de la que proceda.

El costo total de estos boletos ascendió a 1.9 millones de quetzales en el último año, una cifra menor que en años anteriores, como 2014, cuando el ministerio pagó casi 6 millones de quetzales en repatriaciones.

“No siempre se cubre toda la repatriación, a veces se ayuda en un porcentaje y, si hubo un crimen, a veces la ciudad se hace cargo de los costos”, explicó el funcionario.

García comentó que las zonas fronterizas son las que más casos reúnen. En ese sentido, las ciudades con mayor número de migrantes repatriados en 2017 fueron Los Ángeles, Nueva York, Houston, Tucson y McAllen.

El mecanismo de la repatriación

Tras el fallecimiento de un migrante, se activa todo un procedimiento diplomático entre la sede del Minex y el consulado correspondiente que inicia con la solicitud de los familiares.

Fuentes de Comunicación de la institución indicaron que se evalúa el estatus migratorio y socioeconómico para que pueda optar al programa.

  • LEE AQUÍ:

Respecto al fondo disponible en el presupuesto de Cancillería, indicó que puede variar en función de la necesidad de cada año.

Asimismo, comentó que el programa funciona desde el 2006 y que dentro de la ayuda también se les apoya con el traslado desde la capital hasta el departamento de origen.

Por su parte, el defensor de la población desarraigada y migrante de la Procuraduría de Derechos Humanos, Carlos Eduardo Wolke, expresó que las principales denuncias del programa son sobre la falta de información.

Las campañas deben estar orientadas a la informar no a desincentivar el derecho a migrar. La migración debe ser segura y el Estado debe proveer los recursos para dar seguridad en el tránsito y apoyo consular necesaria en países de tránsito y de acogida.
Eduardo Wolke
, defensor del migrante

Entre los principales puntos débiles destacó que no hay información continuada ni personas para atender lenguas mayas.

“El 70% de los migrantes irregulares son originarios de pueblos indígenas y los consulados no cuentan con traductores, lo que es una de esas deficiencias” , expresó.

Además, Wolke indicó que entre octubre y febrero no se ejecutan repatriaciones y eso no se informa a las familias.

Repatriación de cenizas

Pese a que el Código de Migración lo prohíbe, Wolke indicó que en la PDH se han recibido denuncias de familiares de restos cremados.

“Ellos tienen que hacer todo lo posible para evitar que las morgues cremen los restos”, apuntó.

No obstante, recordó que hay un vacío legal porque el reglamento de migración está pendiente de aprobación por el Congreso desde 2016.

06 de agosto de 2018, 17:08

cerrar