Boris, el maestro que dejó el sindicato para velar por la educación

El profesor de 40 años tuvo que impartir clases en la Dirección Municipal de Educación este martes debido al cierre de la escuela. (Foto: Facebook/Boris Martínez)

El profesor de 40 años tuvo que impartir clases en la Dirección Municipal de Educación este martes debido al cierre de la escuela. (Foto: Facebook/Boris Martínez)

Hijo de un agricultor y de un ama de casa que no terminaron la primaria, Boris Martínez decidió hace 25 años dedicarse a la docencia. Él se incribió en la carrera de magisterio en el instituto Enrique Estrada Sandoval, en el municipio de Los Amates, Izabal.

Convencido de que la educación le cambió la vida, este profesor de sexto primaria dice que quiere lo mismo para sus estudiantes. Por esto, enseñarles de la mejor forma posible, aunque ello implique donar su tiempo luego de la jornada ordinaria.

  • MIRA TAMBIÉN:

Según cuenta Martínez, quien posee una licenciatura en Pedagogía, durante años perteneció a un sindicato magisterial; sin embargo, desde enero de este año, indicó a su director y líder que dejaría de ser parte del mismo para dedicar su tiempo completo a enseñar.

Por tal razón, no ha participado en actividades sindicales, por lo que en varias ocasiones el director le indicó que cerraría el centro educativo para que no diera clases. Pese a que hasta ahora siempre le había permitido trabajar, la situación cambió este martes.

La educación me ha cambiado la vida y yo quiero lo mismo para mis estudiantes
Boris Martínez
, profesor de sexto grado de primaria.

El maestro de 40 años decidió asistir a la escuela; sin embargo, al llegar con los alumnos y el conserje, se llevó la sorpresa de que el candado del portón de ingreso había sido cambiado. Ante tal escenario, Boris acudió a la residencia del director. Este último le informó que sus compañeros sindicalistas habían decidido no abrir el lugar porque el hecho de que Martínez trabajara afectaba a los demás maestros.

Ante esto, el licenciado quiso impartir clases en la calle, pero empezó a lloviznar.  Por ello, junto a sus 18 alumnos, se trasladó a la Supervisión Educativa Municipal, donde pudo continuar con la labor educativa. 

No hago esto porque me crea el 'supermaestro' o busque popularidad. Lo hago porque estoy convencido que solo la educación cambiará a este país y porque Dios requiere que seamos trabajadores justos y cabales
Boris Martínez
, profesor de sexto grado de primaria.

Boris decidió denunciar la situación en su perfil de Facebook. Hasta ahora, ha recibido halagos y críticas de parte de otros docentes.

Al requerirle el nombre del establecimiento y del director del mismo, el maestro decidió no hacerlo: "No me gustaría que mencionaran la escuela ni el nombre del director con quien somos amigos, pero lamento esta situación. Yo solo quiero que me dejen trabajar".

No estoy hablando del sindicato, simplemente escribí que no soy sindicalista y que necesito que me dejen trabajar y respeten mi decisión
Boris Martínez
, profesor de sexto grado de primaria.

Martínez fue galardonado en 2016 con el Premio Maestro 100 Puntos, otorgado por el Ministerio de Educación y Empresarios por la Educación, por su entrega especial a la hora de dar clase a los alumnos de tercero primaria. Actualmente él estudia una maestría.

  • ADEMÁS:

06 de julio de 2017, 06:07

cerrar