Los pros y contras de un proyecto que reunirá a miles de funcionarios

El Centro Administrativo del Estado (CAE) es el proyecto más avanzado del portafolio de la Agencia de Alianzas Público-Privadas (Anadie). Se trata de un conjunto de nuevos edificios en el que se concentraría la gran mayoría de oficinas del Estado, incluyendo a casi todos los Ministerios. 

Mientras los seis consorcios precalificados esperan el inicio del proceso de licitación, varios arquitectos organizados en la institución internacional que vela por el patrimonio histórico, Docomomo (Documentación y Conservación de Monumentos del Movimiento Moderno) alertan del riesgo que supone la construcción del proyecto para el Centro Cívico de la zona 1.

El emplazamiento elegido fueron los terrenos de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua) que aparecen en el Registro de la Propiedad a favor de bienes del Estado ocupando un área de 65,297.11 metros cuadrados. Un terreno colindante con el centro cívico y que llega hasta la plaza Barrios, donde actualmente se ubica el museo del Ferrocarril y que será el nuevo emplazamiento de oficinas, estacionamientos y transportes.

En total, cuando se finalice el proyecto, la zona concentrará a más de 12 mil funcionarios diariamente de ministerios, secretarias y otras dependencias del Estado y alrededor de 4 mil 500 vehículos.

Unas cifras que alarmaron a Docomomo que ven una verdadera amenaza para el cuidado del patrimonio así como para la iniciativa de elevar al Centro Cívico como nuevo Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

"No pedimos un alto al proyecto, sino que se pueda replantear", expresó la experta en conservación de arquitectura y catedrática en la Universidad San Carlos, Sonia Fuentes.

Además, la arquitecta lamentó que los terrenos elegidos fueran los de Fegua, que forma parte del escaso patrimonio industrial que se mantiene en Guatemala. "Les pedimos que nos dieran la justificación o nos plantearan los criterios de selección de la ubicación pero no obtuvimos respuesta", explicó Fuentes que quería ver los estudios de que no había otra alternativa de construirlo ahí.

Erwin González destaca la importancia de mantener el patrimonio industrial y reutilizarlo para que sea del disfrute de todos los guatemaltecos. (Foto: Wilder López/Soy502)
Erwin González destaca la importancia de mantener el patrimonio industrial y reutilizarlo para que sea del disfrute de todos los guatemaltecos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Por su parte, el gerente de proyectos de Anadie, Erwin González, señaló que en el pliego original hubo otros emplazamientos como el hospital militar de la zona 10 o el Parque de la Industria, de la zona 9.

Estamos dispuestos a trabajar conjuntamente con los arquitectos para que al final todos salgamos ganando.
Erwin González
, gerente de proyectos de Anadie

Prioridades del Estado

Julio Héctor Estrada, ahora ministro de Finanzas, anteriormente ocupó el cargo de director ejecutivo de la agencia de alianzas público-privadas desde su creación. Por este motivo los expertos también mostraron su preocupación porque desde su nueva posición podría posicionar el proyecto hacia una posición prioritaria.

La idea original del centro cívico era descentralizar el centro colonial y ahora se pretende volver a centralizarlas.
Sonia Fuentes
, doctora en Arquitectura

"Esperemos que tome las decisiones que favorezcan al país", señaló.

Asimismo, Fuentes solicitó poder tener un encuentro con él porque conocen "la postura del Julio Héctor director de Anadie, pero no del Julio Héctor ministro".

Desde el punto de vista de Anadie, el ahorro que implica la construcción del CAE es fundamental para poder aplicarlo a otros rubros prioritarios.

El patrimonio afectado

La arquitecta resaltó el valor patrimonial de los cuatro edificios principales del área, que son únicos porque en su estructura incluyen piezas de arte. Estos edificios son el Palacio Municipal, el Banco de Guatemala, el Crédito Hipotecario Nacional y el Instituto del Seguro Social que fueron construidos paulatinamente desde 1954 hasta 1974, según las necesidades que suponían las reformas sociales del país.

Docomomo señala ocho áreas afectadas de la zona 1. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
Docomomo señala ocho áreas afectadas de la zona 1. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

La iniciativa de Docomomo de elevar el área a patrimonio de la Humanidad rescata en parte la idea inicial del proyecto "Corazón de la ciudad" que plantea diversas actividades en un área cercana. De esta forma se tiene arte en el Teatro Nacional, administraciones públicas, transporte y deportes con la ciudad olímpica.

Una inciativa que Docomomo ha trabajado durante siete años y que ya está en la última fase para enviar la papelería. Fuentes espera que a finales de año puedan estar enviando la solicitud y tener una resolución inmediata. No obstante, se complica si el CAE continúa con las características actuales.

Pese a que los edificios ya están considerados patrimonio nacional, para que sea patrimonio de la Humanidad, necesitaba ser declarado como conjunto arquitectónico. Por ello desde el Acuerdo Ministerial 189-2014 se declaró patrimonio cultural.

Recomendaciones

El CAE supone la construcción de cuatro torres en las que se concentrarán diferentes entidades del Estado. Según Fuentes, la nueva edificación proyectada para el 2018, "generaría un impacto agresivo y no estaría elevando el entorno arquitectónico".

"Se conseguiría el efecto contrario porque los nuevos edificios competirían con el patrimonio actual y todo quedaría en segundo plano", apuntó.

Además Fuentes criticó que la vocación de Fegua no concuerda con el planteamiento del CAE. Por ello plantearon la creación de una red de trenes de cercanías que se centralizaría desde ese área y con lo que se conseguiría mantener la esencia del proyecto inicial de Fegua.

Las intenciones del CAE no son malas, el problema es que el proyecto es inmenso con una gran envergadura.
Sonia Fuentes
, doctora en Arquitectura

"Trabajamos en un taller en el que incluso participó gente de Anadie que concluyó con la rehabilitación de Fegua con el proyecto del tren de cercanías, pero a los dos días nos sorprendimos al ver que el CAE seguía en pie con la idea inicial", explicó Fuentes.

Según los estudios inciales, el CAE supondrá una inversión de 180 millones de dólares y un ahorro para el gobierno de 400 millones de quetzales anuales en gastos de alquiler, mantenimiento, seguridad, telefonía y electricidad, entre otros.

Respecto al diseño, la idea inicial pretende conservar algunos ejemplos representativos de las edificaciones e incorporar nuevos usos compatibles con los edificios. No obstante, existen varias formas de actuación que van desde la conservación de los bienes inmuebles hasta el desarme y reubicación.

En total, el área cuenta con 28 edificaciones históricas que incluye talleres, bodegas, andenes, depósitos y fosas.

El actual museo del ferrocarril también sufrirá modificaciones y pretende ampliar sus dimensiones hasta los 9,346 metros cuadrados.

29 de abril de 2016, 08:04

cerrar