La historia de la misteriosa avioneta que explotó en Alta Verapaz

Capturan al supuesto piloto de la aeronave que se accidentó en Alta Verapaz. (Foto: Captura de YouTube)

Capturan al supuesto piloto de la aeronave que se accidentó en Alta Verapaz. (Foto: Captura de YouTube)

Un tuit de la Dirección General de Aeronautica Civil (DGAC) alertó sobre un accidente aéreo el mediodía de este martes. 

Sin embargo, 48 horas después, el incidente genera más dudas que respuestas. 

Entre ellas, qué transportaba, a qué destino y quiénes iban en la aeronave. 

El accidente ocurrió a las 9:50 horas del martes 01 de agosto al momento de despegar en la pista de Rubelsanto, Chisec, Alta Verapaz. 

Los ocupantes de la avioneta

Oficialmente, los ocupantes eran Marco Tulio Morales y Julio Guillermo López. Sin embargo, sus nombres eran falsos. 

Finalmente, las autoridades detuvieron a Melvin Ariel Mayén Pelaez, de 25 años, quien presuntamente era el verdadero piloto de la avioneta.

Según el informe policial, Mayén Pelaez fue la única persona localizada por elementos del Ejercito de Guatemala, quienes brindaron ayuda humanitaria tras el incidente. 

El detenido sufrió quemaduras en distintas partes del cuerpo por lo que fue llevado a de emergencia a un centro asistencial y posteriormente trasladado hacia el Hospital Regional de Cobán por su estado de salud. 

Durante la identificación, el herido indicó que piloteaba la avioneta TG JCM de color gris, bimotor y que se dirigía hacia Tecún Umán junto con otra persona identificada como Max Jones Rosa.  Este último escapó del lugar. 

Este es el video del accidente aereo: 

 

El aprehendido dijo que al momento de aterrizar en la pista de Rubelsanto se identificaron con nombres falsos, debido a que "tenían esas instrucciones". 

Tras la verificación de la matrícula de la aeronave, se constató que no existe en el sistema de Aeronaves de Guatemala y que posiblemente había sido clonada.  

En cercanías a donde se accidentó la avioneta fueron localizadas tres canecas de color azul, una llena y las otras dos con restos de combustible para aviones, lo cual es prohibido transportar, según informaron las autoridades. 

Además, las plaquetas de registro de los dos moteres se encontraban despegadas o violentadas y tampoco se tenía registro del vuelo de dicha avioneta. 

A pesar que la DGAC fueron los primeros en alertar sobre el accidente, luego sus autoridades guardan total silencio sobre los detalles de lo ocurrido. Pese a que en repetidas ocasiones se intentó contactar a Conrado Monroy, portavoz de la DGAC, y a otros integrantes de comunicación de dicha institución no se obtuvo respuesta alguna sobre este caso. En un tuit se limitan a decir que la institución "contribuirá con las autoridades respectivas para investigar las causas del accidente". 

03 de agosto de 2017, 06:08

cerrar