La Carrera de las Charolas, una tradición que se disfruta en Antigua

 
Desde hace 14 años las calles de Antigua Guatemala se visten de gala para ser testigos de una de las competencias más peculiares del país, "La Carrera de las Charolas". Meseros y meseras de restaurantes, bares y hoteles comparten una mañana de diversión y deporte. 
 
 
Vestidos con sus trajes especiales, los competidores llegaron desde muy temprano a las cercanías del restaurante La Fonda de la Calle Real para inscribirse y prepararse para correr con una charola que contiene varias botellas de distintas bebidas. 
 
 
 
A las nueve de la mañana, las meseras se colocaron en la línea de salida sobre la Cuarta Calle Poniente, y al banderazo de salida se enfilaron por las calles empedradas. A los pocos metros algunas participantes quedaron descalificadas al botar alguna de las botellas. 
 
 
La ganadora de la categoría femenina fue Sandra Hernández, con un tiempo de 10:37 minutos, mientras que Heidy Cáceres llegó en la segunda posición , en 12:55 minutos.
 
 
 
Luego fue el turno de los meseros, quienes recorrieron las calles con mayor velocidad y a pesar de las dificultades, brindaron un espectáculo a la concurrencia que los animaba. 
 
Tras siete minutos de recorrido, el primero en llegar a la meta fue Rudy Civil, mientras que Luis Hernández ingresó en la segunda posición a solo 45 segundos de diferencia. 
 
 
“Estamos contentos por la participación que hubo este año. Es la edición con mayor participación y agradecemos a los competidores que vinieron de otros lugares como la capital, Retalhuleu, Quetzaltenango, Sololá,  Chichicastenango y por supusto de Antigua", comentó Glenda López, del comité organizador del evento. 
 
 
Reseña
 
La Carrera de las Charolas se celebró por primera vez en 2002 como parte de las actividades de aniversario del restaurante La Fonda de la Calle Real, únicamente con sus meseros. Dos años más tarde se invitó a otros participantes y fue así como logró cobrar auge entre el sector de restaurantes de la localidad.