Su último sueño: casarse con la mujer que ama

Javier Armando Ríos está luchando su última batalla contra el cáncer. El joven, sonriente y optimista, tiene 19 años y es originario de Quetzaltenango. Hace nueve años fue diagnosticado con Leucemia Linfoblástica Aguda. Él es uno de los protagonistas de esta increíble historia de amor y esperanza. La otra es Guadalupe Solís. Ella tiene 23 años y nació en México. Un accidente causó que los ligamentos de sus rodillas quedaran inmovilizados, por lo que necesita de un bastón y zapatos especiales para caminar. 

La vida de ambos jóvenes cobró un giro inesperado, causándoles dolor y grandes cambios que afectaron drásticamente sus vidas, y las de sus seres queridos. Pero así como recibieron un duro golpe, también la ayuda y las bendiciones no tardaron en llegar.

Javier conoció a Guadalupe por Facebook y mantuvieron una relación por Internet. Se enamoraron, se conocieron y fueron novios.

En la actualidad, después de tres años de relación, Javier cumplió su sueño más grande: casarse con la mujer que ama.

Matrimonio Ríos Solís: el amor no tiene fronteras. (Foto: George Rojas/Soy502)
Matrimonio Ríos Solís: el amor no tiene fronteras. (Foto: George Rojas/Soy502)

Fundación Erick Quiroa, Alas por un Sueño se ha dedicado a cumplir, quizá, el último sueño de niños, niñas y adolescentes con cáncer en etapa terminal. En el caso de Javier, a través de la doctora que llevaba su tratamiento, la Fundación se comunicó con él para conocer más de su sueño y hacerlo realidad. 

A través de sus redes sociales la Fundación invita a patrocinar deseos. (Foto: Tomado de Facebook)
A través de sus redes sociales la Fundación invita a patrocinar deseos. (Foto: Tomado de Facebook)

Nunca quise ser como la mayoría de gente, que simplemente se va de esta vida sin cumplir sus sueños
Javier Ríos
, de 19 años

Sin pensarlo dos veces, miembros de la Fundación se dieron a la tarea de organizar la boda que él tanto soñó. Para esto se presentaron muchos obstáculos y desafíos, pero al final se consiguió a los patrocinadores que hicieron posible arrancar sonrisas de felicidad y un invaluable brillo en los ojos de Javier y su esposa. 

Javier cumple su último deseo: casarse con la mujer que ama. (Foto: George Rojas/Soy502)
Javier cumple su último deseo: casarse con la mujer que ama. (Foto: George Rojas/Soy502)

El regalo de sus sonrisas al ver cumplir sus anhelos no tiene precio, aseguran miembros de la organización. Los sueños son muy variados, pero simples y sencillos. Desde ver jugar al equipo de fútbol favorito, juguetes, una salida especial o visitar a un familiar muy querido; todos ellos son especiales y coinciden en un hecho: en la vida, apreciar las cosas simples es lo que realmente vale la pena. 

Únete a esta noble causa, patrocinando un sueño con tu aporte: 

Ayudar es muy fácil. (Foto: cortesía Fundación "Alas por un sueño")
Ayudar es muy fácil. (Foto: cortesía Fundación "Alas por un sueño")

RECUERDA: Léster, el amigo que nos permitió hacer su sueño realidad 

09 de junio de 2016, 12:06

cerrar