El caso de una niña que dejó de presentar síntomas de VIH

Los médicos aseguran que ese caso es extremadamente raro y que las personas infectadas con VIH de ninguna manera deben dejar de lado su tratamiento. (Foto: Archivo)

Los médicos aseguran que ese caso es extremadamente raro y que las personas infectadas con VIH de ninguna manera deben dejar de lado su tratamiento. (Foto: Archivo)

Con un mes de nacida a una niña sudafricana le diagnosticaron VIH y ahora lleva 8 años y medio sin presentar síntomas de que la enfermedad se haya agravado y sin recibir el tratamiento adecuado.

A nivel mundial, es el tercer caso de esta enfermedad que se controla sin medicamento. La pequeña recibió un tipo de tratamiento solo las primeros 40 semanas después de ser diagnosticada, luego solo se llevaba un control de la enfermedad.

  • Además...

Como un milagro, los exámenes realizados en 2015 revelaron que la niña estaba en remisión, es decir que los niveles de virus en la sangre no fueron detectados por las pruebas estándares. Luego se confirmó la ausencia de los síntomas.

Este procedimiento fue parte de un gran ensayo de investigación en los recién nacidos infectados con VIH para determinar el potencial que tiene la temprana aplicación deTAR a la hora de disminuir la mortalidad infantil y de reducir la necesidad de usar el tratamiento de por vida.

“Esto es algo realmente extraño”, aseguró Avy Violari, cabeza de los ensayos clínicos pediátricos de la Unidad de Investigación Perinatal de VIH de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica. Violari es la doctora de la niña y presentó los hallazgos en la IX Conferencia Internacional sobre la Ciencia del Sida, realizada en París este lunes.

No existe ni cura ni vacuna para el VIH y cuando se aplica el tratamiento de por vida desde la infancia, implica un riesgo de toxicidad, efectos secundarios y aplicación diaria.

La niña no fue identificada pero fue parte de un proyecto donde participaron 370 niños infectados con VIH entre 2005 y 2011. De manera aleatoria fueron escogidos para recibir el TAR por 40 semanas o por 96 semanas. Un tercer grupo lo recibió el tratamiento pero con unos lineamientos estándares de ese momento.

El estudio encontró que la mortalidad se redujo en un 76% y que la progresión de la enfermedad del VIH disminuyó un 75% entre los niños que recibieron el tratamiento inmediatamente, ya fuera de 40 o de 96 semanas.

En el grupo que recibió el tratamiento estándar aumentó la mortalidad basado en resultados preliminares, por lo que esa parte de la investigación se detuvo de manera inmediata.

En el caso de la niña de 9 años no fue posible detectar el virus en la sangre usando las técnicas estándares. “Podemos ver fragmentos del virus en las células, aunque esos fragmentos por ahora no parecen capaces de replicarse, lo que nos da la esperanza de que la niña siga bien. Este caso es único”, insistió Violari.

  • Tomado de: CNN.com

29 de julio de 2017, 16:07

cerrar