#CasoTCQ: Las preguntas de la fiscalía incomodan a la defensa

Desde tempranas horas, en el sexto día de audiencia de primera declaración del caso TCQ, se respiraba una atmósfera relajada. En la audiencia se sintió un intenso calor y los implicados se mostraron más accesibles. Incluso el juez Miguel Ángel Gálvez llegó con un colorido conjunto compuesto de un saco gris y una corbata morada. No obstante, este viernes no estuvo exento de momentos de tensión.

La fiscalía presentó una escucha telefónica entre Allan Marroquín y el expresidente Otto Pérez. La defensa objetó las preguntas de la fiscalía sobre la declaración del sindicalista Julio Esquivel. Finalmente, Gustavo Martínez,  Jonathan Chevéz y los demás implicados escucharon detenidamente los detalles de sus supuestos roles en la estructura de la negociación de TCQ. 

Pérez habla sobre Baldetti

A la llegada de los implicados a las 8 de la mañana, ya no hubo empujones y los acusados estaban más cómodos en comparación de las jornadas anteriores. La descongestionada entrada dio cabida a que el expresidente, Otto Pérez Molina diera una entrevista.

Habló sobre su declaración del jueves, de cuando se le quebró la voz, aseguró que no trato de convencer a nadie, que había gente que los respaldaba e incluso de su relación la exvicepresidenta. “Ahora ha sido muy incomoda” dijo.

La fiscalía presentó la llamada de la que Pérez Molina, en su declaración, se quejaba que el Ministerio Público no hacia pública pues “no les convenía”. El fiscal explicó que no la mostraron pues “no tenia nada que ver con el caso TCQ”.

Las preguntas incomodas

La audiencia continuó con la declaración del resto de implicados. El español, Juan José Suárez, el supuesto lavador de dinero, Jonathan Chevéz y el exasistente del magistrado Douglas Charchal, Mario Ruano, se abstuvieron de declarar. El líder sindical de la empresa portuaria, Julio Esquivel, fue el único en dar su versión al juez Gálvez.

El ambiente se torno tenso cuando la fiscalía empezó a hacerle preguntas a Esquivel sobre su declaración. Los abogados defensores no esperaron a tener un micrófono y desde sus lugares gritaban: ¨objeción¨.

Las interrupciones se tornaron tan frecuentes y múltiples que el juez tuvo que llamar al orden a la sala y recordar que solamente se podía objetar si la pregunta era impertinente o capciosa.

CICIG explica papeles de la estructura

Evidentemente molesto Martínez, yerno de Otto Pérez Molina y exsecretario privado de la presidencia, escuchó como la representante de la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (CICIG) daba detalles sobre su supuesto papel en la estructura del caso TCQ. La CICIG lo acusó de encargarse de redactar los contratos y de todos los aspectos legales de la negociación de TCQ.

Más reservado y calmado, Chevéz, vio balances financieros que presentó la CICIG en donde supuestamente se evidenciaban movimientos de dinero que él había realizado para lavar los activos obtenidos por el soborno.

El próximo martes continúa la audiencia y será el turno de la defensa de presentar sus argumentos para convencer al juez de no ligar a proceso a sus clientes. Los abogados aprovecharan el fin de semana largo para analizar los medios de prueba de la fiscalía que suman más de cuatro folders.   

29 de abril de 2016, 21:04

cerrar