¿Qué causa apoyarías: a un drogadicto o una familia sin hogar?

Detrás de cada vagabundo existe una historia y no todos respaldan la creencia social de que piden dinero para gastárselo en drogas y alcohol. ¿Serán dos personas sin hogar que piden limosna con diferentes fines tratados igual por la sociedad? Los resultados son impactantes.

A menudo quienes evitan dar limosnas a los indigentes esgrimen que éstos se las gastarán en drogas y alcohol en vez de en alimentos. Pero la realidad es bien distinta. 

El videobloguero Coby Persin realizó un experimento social en las calles de Nueva York que demuestra lo contrario.

Con objeto de grabarlo en video, Persin se caracterizó como un vagabundo y se sentó en el suelo a pedir limosna con dos carteles diferentes: en uno decía "sin techo necesita dinero para marihuana, drogas y alcohol" y en otro "un padre soltero y sintecho necesita dinero para la familia". 

Mostrando a los caminantes el primer cartel, se acercaron varias personas para depositar dinero en el vaso de plástico, las cuales le profirieron expresiones como "manténgase fuerte" o "asegúrese de que la botella sea grande". 

Sin embargo, cuando enseñó el segundo escrito sentado junto a una menor que permanecía apoyada sobre sus piernas, que representaba a su hija, nadie se acercó a darle dinero a excepción de otra mujer, sin hogar, quien le dio dinero afirmando que "le haría más falta" que a ella y rezó unas plegarias.

"La gente está enfocando mal sus prioridades. La principal razón por la que lo hemos hecho esto es para mostrar que debe haber un cambio en el mundo. Mucha gente ha comentado que la próxima vez que vea a un sintecho le dará limosna después de ver el video", cuenta Persin, añadiendo que lo que más sorpresa le provocó fue ver pasar de largo y sin ninguna empatía, tras mirarle, a familias con hijos cuando portaba el segundo cartel.