Brenda Marleni Estrada, la sindicalista asesinada por celos conyugales

La Policía Nacional Civil capturó este miércoles a un hombre quien sería el presunto responsable del asesinato de la sindicalista Brenda Marleni Estrada; sin embargo, la peculiaridad de esta aprehensión es que él, Rony Gerardo Murillo, era el esposo de la víctima. 

Murillo y Estrada sumaban alrededor de cinco años de haber unido sus vidas para empezar una familia y como fruto, cerca de un año después de haberse casado, le dieron la bienvenida a una niña.

Según allegados a ambos, la pareja mantenía constantes peleas y Estrada había llegado a ser víctima de violencia física. De acuerdo con los conocidos de la pareja, el hombre padecía de muchos celos, por lo que usaba esa inseguridad como razón para golpearla.

  • PUEDE INTERESARTE...

A menudo, Murillo le hacía reclamos a Estrada por estar rodeada de hombres, pese a que solo se trataba de un requerimiento de su labor en el departamento jurídico de la Unidad Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua), lugar a donde, de acuerdo con la familia, ya “había llegado a hacerle problemas”.

El domingo 19 de junio de este año, como de costumbre, Estrada llevó a su padre a una estación de autobuses y se desvió a la zona 1 capitalina para recoger a un compañero de trabajo.

Esta persona vivía en el interior del país y por esa razón, Estrada le había ofrecido posada en su casa, en Amatitlán, junto con su esposo y sus papás.

  • OTRO CASO...

Pero la sindicalista nunca regresó a su hogar, alrededor de las 20:00 horas de ese domingo, la familia fue alertada sobre un ataque armado en contra de Estrada, registrado en la 3a. avenida y 1a. calle de la zona 1, frente al Instituto Normal Centro América (INCA).

El acompañante de Estrada, quien resultó ileso del ataque, atestiguó que la persona que disparó contra el vehículo en el que viajaban era Murillo.

Mientras la familia, sindicatos, organismos internacionales y el Ministerio de Trabajo exigían justicia por el asesinato que no descartaban pudiera tratarse de una represalia por la labor de la abogada, agentes de la Subdirección General de Investigación Criminal (SGIC) y del Ministerio Público verificaron el número de placa del automóvil en el que viajaban el atacante por medio de las cámaras instaladas en el área.

Las autoridades dieron a conocer que identificaron las placas particulares 272FWB que correspondían a un vehículo que fue rentado por Murillo el 16 de junio, día en el que según relatos de la familia, se habría marchado de la casa en la que vivía con Estrada.

El automóvil fue encontrado abandonado el 20 de junio en Antigua Guatemala, por lo que la Policía continuó con la investigación del principal sospechoso, el esposo de la víctima, quien finalmente, fue aprehendido tres semanas después a inmediaciones de un centro comercial en la zona 4 de Mixco.

  • ADEMÁS...

El MP que calificó el hecho como una consecuencia de "relaciones desiguales de poder". Murillo fue trasladado al Juzgado de Femicidio, donde rendirá su primera declaración por el delito de asesinato en grado de tentativa. 

13 de julio de 2016, 18:07

cerrar