Los objetos de fantasía que se construyen a partir de llantas usadas

En la actualidad, muchas personas han pensado cómo reutilizar muchos productos y darles otros usos. Las llantas de los carros son uno de esos artículos que a diario dejan de servir. Algunos son llevados al basurero, pero hay gente creativa que los convierte en arte. 

César Augusto Guarcas es uno de ellos. El muchacho tiene un puesto en la carretera que comunica Antigua Guatemala con Ciudad Vieja. Cerca de la entrada a San Miguel Escobar, sus maceteros llaman la atención de los automovilistas.

  • CREATIVOS...

“Empecé hace dos años a recolectar las llantas y a convertirlas en maceteros. Algunos tienen forma de tucán, guacamaya y quetzal. A muchas personas les gusta y así hemos rescatado más de tres mil llantas de la basura”, expresa este emprendedor. 

Los precios de los maceteros son accesibles y son muy atractivos para los jardines. Sin embargo, Guarcas también hace otros trabajos con estos neumáticos. Columpios, botes de basura y sillones decorativos forman parte de sus ideas creativas. 

  • INNOVADORES...

Los maceteros tienen un precio aproximado de 125 quetzales, mientras que los columpios van desde los 150, dependiendo el tamaño que requiera el cliente. 

Si deseas uno de estos productos, puedes encontrar a Guarcas los sábados y domingos de 10 de la mañana a cuatro de la tarde en la carretera a Ciudad Vieja, media cuadra después de la entrada a San Miguel Escobar. También puedes contactarlo por Facebook y hacer tus pedidos especiales. 

12 de octubre de 2016, 11:10

cerrar