Chilenas, piruetas y remates raros: los goles más insólitos del año

La maravilla de las redes sociales y del Internet permite que nos enteremos de peculiares situaciones de las que no hubiéramos tenido ni idea hace diez años. Por ejemplo, golazos en partidos de ligas inferiores que realmente pocos están viendo, pero que quedan en la memoria gracias a los videos virales. 

En 2016 tuvimos muchos de ellos y en Soy502 siempre estuvimos pendientes de las cosas extrañas que sucedían en el mundo del fútbol. Desde Rusia, Sudáfrica y hasta en torneos semiprofesionales. Estos fueron los goles más insólitos del año: 

Tornike Okriashvili, georgiano del FC Krasnodar ruso, metió un golazo de chilena en la última jugada del partido para derrotar al Zenit de St. Petersburgo

Un joven del colegio ThunderRidge de Colorado en los Estados Unidos marcó este insólito gol con pirueta incluida. Lo peor… ¡es que el árbitro lo anuló! (Por supuesta falta sobre el arquero): 

Y hablando de goles anulados, mira este espectacular remate de un jugador del Whitehawk FC de la cuarta división inglesa. Era el gol de la victoria para avanzar en la FA Cup…, ¡pero el árbitro pitó el final cuando la pelota iba en el aire! La jugada comienza a partir del minuto 1:35

Este debe ser uno de los más insólitos del año… y de la historia del fútbol. En la liga sudafricana, el arquero del Baroka FC subió para buscar el empate en un desesperado tiro de esquina. Oscarine Masuluke no solo logró anotar, sino que fue de chilena y justo en los últimos segundos: 

Con este toma un poco de tiempo entender lo que sucedió, pero cuando se logra ver, es increíble. El delantero Papiss Demba Cissé, que dejó la Premier League inglesa por los millones de la Superliga china, metió un gol sin querer con la pierna equivocada. El francés falló en su remate inicial, pero la pelota le quedó en su otro pie (que se levantó por la inercia) y terminó por hacerle un globito increíble al portero: 

Este es un poco más conocido, ya que sucedió en la Champions League. El serbio Ljubomir Fejsa del Benfica marcó un gol después de que tres de sus compañeros remataran de forma consecutiva al poste, todos a una parte distinta de la portería: 

Y para terminar, tal y como se escucha: una volea, desde medio campo, directa del pie del arquero rival, al del mediocampista y de vuelta a la portería. Fue de Alejandro Camargo, jugador de la Universidad Concepción de la primera división chilena: 

27 de diciembre de 2016, 08:12

cerrar