¿Por qué China está repleto de hombres frustrados?

Detrás del desbalance demográfico y social, está una política pública instaurada hace décadas. Como medida de Estado, una estricta política de natalidad que limitaba el número de hijos por familia. (Foto: CNN)

Detrás del desbalance demográfico y social, está una política pública instaurada hace décadas. Como medida de Estado, una estricta política de natalidad que limitaba el número de hijos por familia. (Foto: CNN)

Quien diría que ser hombre es un problema para las personas que nacen en China, así lo demuestra la historia de An Liang que salió publicada en CNN en español. An es un hombre de 30 años, trabajador que quiere ahorrar lo suficiente para comprar una casa y un carro, lo común en las calles de Beijing. Todo esto, lo busca no por un deseo propio. “Estoy detrás de tener lo que cualquier mujer me pediría para considerar casarse conmigo”, dice. 

Hoy en día la demografía de ese país es de 1 mil 376 millones de personas, representando un quinto de la humanidad. Tiene muchos más hombres que mujeres según cifras del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU. En 2015 entre las personas de 15 a 40 años, la cifra era de 20.8 millones más de hombres chinos que mujeres.

¿Por qué esta cifra es tan distanciada? Se debe a que el Gobierno Chino implementó la famosa de ley del hijo único, pero la cultura china siempre ha tenido preferencia sobre los hombres. Esto hizo que muchas parejas abortaran al darse cuenta que tendrían una niña.

Sin embargo, el Gobierno ha tratado de enmendar esos errores, pero ha sido muy tarde. La población másculina en China es inmensa y las mujeres son muy pocas.

Debido a esta sobre población de hombres, la mujer china moderna sabe que puede ser más exigente, esperando un mejor nivel económico social y que si un hombre llega a los 30 años debe tener casa propia, carro y algún negocio propio.

Según el gobierno de ese país, los jóvenes sin vida amorosa se sienten marginados de la sociedad y son fuente potencial de violencia, terrorismo e inestabilidad política y muchos de ellos están buscando a su futura esposa en países aledaños lo que ha aumentado el tráfico humano y la tensión diplomática. 

El Gobierno, a su manera, ha tratado de corregir el desbalance, pero solo con resultados parciales. La política de natalidad fue rápidamente reformada para permitir hasta dos hijos por familia, cuando la primera fuera una niña (desde 2015, todas las familias pueden tener hasta dos hijos).

Sin embargo, no todo es negativo. La difícil situación de los hombres solteros ha hecho que muchos padres tomen nota de las ventajas que da hoy día el tener una hija.

15 de octubre de 2016, 18:10

cerrar