Los cinco errores que pueden matar tu teléfono móvil

Para muchas personas es un duro golpe que su teléfono se arruine o se pierda, pero no siempre tienen el cuidado adecuado con el aparato. 

Algunos usuarios piensan que los dispositivos deben ser resistentes a los golpes, el calor, el agua y al uso sin descanso. Pero no lo son: como todos los aparatos tienen un tiempo de vida útil, que se puede incrementar si se le trata adecuadamente. 

Estos son algunos de los errores que se cometen comúnmente y que pueden afectar considerablemente tu dispositivo móvil: 

1. No apagarlo nunca

Según los especialistas, existen dos buenas razones para apagarlo de vez en cuando. Esto extiende la vida de la batería y lo reinicia para que pueda tener un descanso, así como lo haces con tu computadora.

Hay aplicaciones que se ejecutan sin parar, ocupan espacio y consumen la batería, por eso es importante reiniciarlo cada cierto tiempo.

2. No usar antivirus

Los teléfonos son blancos fáciles para los ataque maliciosos que se dan en la red, estos llegan por medio de virus y malware.

En la tienda de aplicaciones de Google Play puedes encontrar varias herramientas gratuitas que te pueden ayudar a resguardar tu aparato, claro si tu aparato usa Android.

Apple lanza parches si detecta que tu dispositivo tiene alguna amenaza. Únicamente debes tener actualizado el sistema.

3. No limpiarlo por dentro y por fuera

Es recomendable limpiar el dispositivo con un paño de microfibra, sin usar líquidos. Esto eliminará las bacterias que se acumulan por el tiempo que se manipula el dispositivo

Por dentro, es eliminar todos esos archivos que únicamente ocupan espacio en el aparato, algunos usan aplicaciones como CleanMaster o TapCleaner. Hay usuarios que prefieren hacerlo manualmente. 

4. Conocer la resistencia del teléfono

Es importante que conozcas el grado de protección Ip (Ingress Protection en inglés) de tu teléfono, que indica que resistencia puede tener al agua, polvo, etc. Entre más alto sea, más resistente es. 

En la actualidad los teléfonos son más resistentes al agua de lo que eran antes. No es recomendable exponer el teléfono a fuertes temperaturas, como en la playa, el desierto o dentro de un automóvil estacionado bajo el sol por mucho tiempo.

5. Llevarlo en el bolsillo

Muchas personas tienden a guardar el teléfono móvil en el bolsillo del pantalón, un lugar que puede exponer el aparato a que se quiebre, se caiga en el piso o en el inodoro. Según algunas investigaciones puede causar daños para la salud por la radiación que emiten. 

* Con información de BBC

20 de mayo de 2016, 07:05