Cinco propuestas compiten por reemplazar el clásico taxi londinense

El clásico "black cab" o taxi londinense, que durante décadas ha sido uno de los íconos de la ciudad, tiene sus días contados tal y como lo conocemos. Y es que el alcalde Boris Johnson, acaba de anunciar que a partir de 2018, éste deberá ser relevado por un nuevo modelo híbrido o eléctrico más amigable con el medio ambiente. 

Para atender esta petición que busca mejorar la calidad del aire que se respira en la metrópoli, cinco firmas trabajan ya en el rediseño y la fabricación de la nueva flota de taxis, que es de aproximadamente unas 19 mil unidades. Se trata de Metrocab, Mercedes, Nissan, LTC y Karsan. Además de ello, Johnson pretende crear una "zona de emisiones ultrabajas" en el centro citadino para 2020, con 6 mil puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Hemos de reconocer que los taxis son hoy nuestro talón de Aquiles para luchar contra la contaminación, especialmente los más viejos, con el traqueteo de sus motores Diesel
Boris Johnson
, alcalde de Londres

Para terminar de afinar esta estrategia, se aportarán subsidios de hasta 6 mil euros para ayudar a los conductores en esta transición que implica la jubilación de los modelos más antiguos del clásico de la London Taxi Company (LTC), compañía que lleva fabricando estos vehículos desde 1948.

La propuesta de LTC será el TX4 y estará funcionando para 2015, al igual que la del híbrido de Metrocab, de color blanco y de estética más futurista. Nissan buscará imponerse con su NV200, un taxi de "emisiones cero", mientras que la turca Karsan está terminando su Concept V1 y Mercedes desarrolla un taxi eléctrico de la gama Vito.

17 de enero de 2014, 16:01

cerrar