Las claves para que un gobierno sea tan austero como el de Mujica

Inseparable de su "escarabajo" que se convirtió en el vehículo oficial presidencial. (Foto: Huffington Post)

Inseparable de su "escarabajo" que se convirtió en el vehículo oficial presidencial. (Foto: Huffington Post)

El gobierno de José Mujica es uno de los más estudiados en todo el mundo. Su "otra" forma de hacer política ha llamado la atención de los analistas que lo ha llevado a conseguir un gran número de seguidores. Centrado en una política social y la creación de políticas de Estado que trasciendan de su gobierno, su trabajo se basó en cuatro ejes: educación, seguridad, medio ambiente y energía.

Pese a sus logros, como la reducción de la pobreza y la desigualdad en el país, la presidencia de Mujica también cuenta con críticas como su plan educativo. No obstante, no se puede negar que su gobierno alternativo demostró al mundo que los presidentes también pueden ser austeros.

Cercanos a las elecciones en Guatemala, nos preguntamos si sería posible que el próximo presidente pueda tener un comportamiento similar al de Pepe Mujica.

Estas serían algunas de las recomendaciones que debería seguir el próximo presidente si se quiere convertir en el nuevo mandatario "más pobre del mundo". 

Llevar una vida antimaterialista

Según la filosofía de Mujica, el poder no está para hacer dinero si no para ayudar a los demás. En el ámbito político estamos acostumbrados a que los líderes mantengan altos niveles de vida y estén salpicados por la corrupción.

Pese que eso es lo que la sociedad actual ve como normal, Mujica ha demostrado que no es feliz el que más tiene. 

Fuera de lujos presidenciales

Durante su mandato, Mujica renunció a viajar en vehículo oficial ya que prefería moverse en su tradicional Volkswagen Fusca.

Además, dejó la residencia presidencial únicamente para los actos oficiales. Para el asombro de muchos, el presidente vivía junto a su mujer en su granja a las afueras de la capital. Eso sí, su ascenso al poder obligó a que se mejorara la comunicación y la seguridad de la zona.

"Los políticos tenemos que vivir como la mayoría y no como vive la minoría", aseguró el exmandatario en diversas ocasiones.

Politica social

Otro de los buques insignia de su mandato. Para reducir los niveles de desigualdad entre la población uruguaya, el presidente decidió entregar el 87% de su salario mensual a fines benéficos. También consiguió dinero de las aportaciones del sector privado y de la venta de propiedades del Estado que estaban en desuso.

Entre otras, se popularizó una imagen en la que el presidente regalaba un billete de 100 dólares uruguayos (4 dólares aproximadamente) a un indigente que le pedía una moneda.

Todo ello ayudó a que los niveles de pobreza del país se redujeran considerablemente. 

Mejoras laborales

El desarrollo de un país va de la mano del bienestar social. Por ello, con las mejoras laborales que impulsó Mujica, Uruguay ha escalado puestos en los índices mundiales.

Entre otras destacó la reducción de los índices de desempleo, la subida del salario real que aumentó casi un 13% y la regulación del sector primario, mejorando las condiciones de los campesinos.

18 de agosto de 2015, 09:08

cerrar