Así fue como el Hotel Camino Real evadió pagar impuestos a la SAT

Los detalles de la investigación del Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) revelan la forma en la que el Hotel Camino Real, S.A. defraudó al fisco utilizando los "servicios" de una red de empresas de cartón para comprar facturas falsas. 

Las pesquisas datan del 4 de julio de 2012, luego que la SAT presentara una denuncia ante el MP, pues tras realizar una auditoría reveló que entre los años 2007  y 2010 la facturación del hotel mostraba "inconscistencias".

En la auditoría se advirtió la existencia de supuestas compras a las empresas de Norman Francisco Tejeda, quien fue condenado el 18 de agosto de 2013 por utilizar 70 compañías falsas para vender facturas con el fin de facilitar la evasión de impuestos. A Tejeda se le condenó por la defraudación de 90 millones de quetzales, sin embargo, los cálculos de la SAT estiman que defraudó al fisco por más de Q700 millones.

Los registros contables del Camino Real revelaron que entre sus supuestos "proveedores" habían ocho empresas que presentaban varias irregularidades: no declararon a la SAT en el período que se facturó, las direcciones comerciales corresponden a lugares baldíos o casas sin infraestructura para operar y su actividad financiera registrada no coincide con el concepto por el que supuestamente prestaron servicios.

El Hotel Camino Real habría comprado los documentos para reducir el pago que debía hacer del Impuesto Sobre la Renta (ISR), logrando así facturar 49.7 millones de quetzales que implicaron una defraudación de Q21.3 millones. 

Las supuestas empresas que vendieron un servicio al Camino Real son: Acabados Perfectos, Demercado, Paracomercio, Matterhorn, Comercial Formosa, Alfaro Solutions, Finca San Diego Buena Vista y Materiales y Productos Diversos. 

El jefe de la SAT, Juan Francisco Solórzano, explicó que estas empresas facturaron servicios diferentes a los que registraron como actividad comercial. Entre estas mencionó a Acabados Perfectos que está habilitada para la construcción de uso residencial y supuestamente el Hotel le habría comprado manteles y servilletas, y Demercado que se dedica a la mecánica y cuenta con facturas de cajas de filtros para cafetera.

Tanto el representante legal como el gerente del Hotel Camino Real, fueron arrestados este domingo acusados de defraudación tributaria y caso especial de defraudación. La SAT estima que el Hotel Camino Real le adeuda al Estado 44.8 millones de quetzales por la evasión de ISR, IVA y el pago de multas.

Por este motivo, el Juzgado Noveno de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente ordenó la intervención del Hotel Camino Real. Tanto la SAT como el MP realizaron pesquisas para iniciar el proceso de recuperación de los impuestos evadidos.

11 de julio de 2016, 15:07

cerrar