Cinco consejos para decidir cuánto pagar por tu universidad

El costo de la educación superior es alto. Amerita más análisis y menos mito. (Foto: servicios)

El costo de la educación superior es alto. Amerita más análisis y menos mito. (Foto: servicios)

“La mejor inversión es tu educación”, dice la sabiduría popular. Sin embargo, como cualquier inversión, hay variables que dan un mejor o peor rendimiento. 

La mejor inversión no es tu educación en sí misma: es tu formación como persona y esto incluye un aspecto de académico. Todos conocemos genios en la quiebra. 

Aquí 5 consideraciones para hacer una mejor decisión sobre tu inversión: 

1. Ten una conversación contigo mismo

Antes de seleccionar tu carrera o posgrado pregúntate qué intereses y habilidades tienes que podrían ser afianzadas en la universidad.  

Haz oídos sordos al consejo de “obtén cualquier título, pero obtén un título”: eso es como decir “compra tierra donde sea pero compra tierra”. Así no funciona el mercado inmobiliario. Tampoco la educación.

Tu decisión merece un poco más de análisis objetivo, no mitología. 

2. Estudia el estereotipo de “no fue a la U y es un éxito”

Si bien en la era de Marck Zuckerberg (el fundador de Facebook) y Steve Jobs (de Apple) es fácil usar a estos personajes como ejemplo de por qué no ir a la universidad, pocas personas estudian la biografía de estas personas para darse cuenta que si bien no tomaron el camino tradicional hacia el éxito, sí hicieron una serie de sacrificios que pocos están dispuestos a imitar. Investiga y actúa. 

3. ¡Ve al gimnasio porque ya hay parqueo!

Estamos en marzo y ya hay parqueo en el gimnasio. La universidad es como ir al gimnasio: inscribirte y llegar físicamente no te da resultados. El inscribirte, llegar y sacarle el jugo a la experiencia sí te saca el six pack profesional y académico. 

Si entiendes esto visceralmente, vas a aprovechar mucho mejor tu inversión.  

4. Construye tu red y sabe que siempre te están viendo 

En un mundo donde toda la información esta en línea, incluyendo las cátedras de universidades tan prestigiosas como MIT, que puedes tomar en forma virtual, ¿cuál es el valor de ir a un centro de estudios?  

Las conexiones que puedas forjar. 

Las mejores oportunidades laborales las reciben personas por medio de personas. Nutre relaciones con antelación a la graduación.  

No hagas de tu tiempo universitario una secundaria extendida ya que lejos de abrirte puertas te las vas a cerrar. Recuerda que siempre hay alguien viendo y tus acciones van a ser la llave que abra puertas o el candado que las cierre.

5. Investiga el retorno sobre la inversión

¿Cuál es el potencial de ingresos de la profesión que quieres seguir y qué tiempo de madurez requiere? Por ejemplo, si bien los doctores tienen un potencial de ingresos tremendo, el tiempo de madurez toma décadas. ¿Estás dispuesto a aguantar ese tiempo? ¿Te lo puedes permitir?

Ve a por lo menos 10 empresas que crees serían un buen lugar para trabajar y averigua los ingresos promedio en base a la educación que quieres. Platica con por lo menos cinco profesionales sobre su trayectoria salarial.  

Igual que con las propiedades inmuebles o las inversiones, el mayor daño que las personas se hacen a sí mismas es meter dinero con los ojos cerrados. La decisión universitaria no es la excepción.

BONO: 

6. Si eres padre…

Si tus hijos tienen menos de 10 años, es tiempo de comenzar a ahorrar para el fondo universitario si quieres que vayan.


Si ya tienen 15, explorar al menos 10 formas de llegar al mismo objetivo. Hay tantas universidades en nuestro país como en el mundo que limitar tu decisión a un solo capricho le hace daño a la persona que más quieres ayudar. 

Más de Daniel Herbruger:

15 de marzo de 2018, 15:03

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502
cerrar