La Champions League inicia su transformación a la Súper Liga Europea

Desde su creación en 1955, la Champions League (que no siempre se llamó así) ha atravesado por varios formatos. Uno de los cambios más importantes llegó en 1992, cuando pasó de ser la “Copa Europea de Campeones” a tener el nombre actual. 

Sin embargo, la modificación más grande llegó ya hace más de diez años. En ese entonces, había dos fases de grupos. Es decir, que de los ocho iniciales, los ganadores no pasaban a octavos de final, sino a un nuevo sorteo para formar cuatro más. Esto cambió a partir de 2003, año en el que se adoptó el formato actual: una única fase de grupos y después, octavos de final y las demás rondas eliminatorias. 

Ahora, las cosas vuelven a cambiar, aunque no tanto como algunos se esperaban. Después del sorteo de la Champions League 2016-2017, la UEFA anunció una nueva modificación, que consiste en lo siguiente: las cuatro mejores ligas de Europa tendrán a sus primeros cuatro lugares en la fase de grupos, sin necesidad de jugar una ronda previa de clasificación. 

Actualmente, los torneos con mejor coeficiente son España, Inglaterra, Alemania e Italia, así que esos cuatro países tendrían, sin excepción, a cuatro equipos en el torneo. 

Esto afecta a las ligas de otros países como Holanda, Francia, Portugal, Suiza, Turquía, etc., que verían cómo más de sus equipos tienen que jugar la fase previa de la Champions League

Esta regla entrará en vigencia a partir de la temporada 2018 y durará hasta 2021. En teoría, es el primer paso para la “Súper Liga Europea”, un cambio gigante en la Champions League que la UEFA planifica desde hace años. La idea es rearmar el torneo para que tenga el formato de una Liga en la que jugarán los mejores equipos de Europa.

* Con información de Diario MARCA

27 de agosto de 2016, 10:08

cerrar