¿Cómo será el relevo de Todd Robinson en Guatemala?

Todd Robinson llegó a Guatemala en 2014 y su periodo finaliza en octubre de 2017. (Foto: archivo/Soy502)

Todd Robinson llegó a Guatemala en 2014 y su periodo finaliza en octubre de 2017. (Foto: archivo/Soy502)

El embajador de Estados Unidos acreditado en Guatemala, Todd Robinson, ha apoyado desde su llegada en noviembre de 2014 la lucha contra la corrupción y la impunidad en el país. Él fue una pieza clave durante la caída del gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. Además, en algunas ocasiones, por sus declaraciones, ha sido foco de polémica entre el sector más conservador guatemalteco que lo ha tachado de injerir en asuntos públicos e incluso ha pedido su salida.

Se acerca el final del período del diplomático de Nueva Jersey en octubre y aún no hay un relevo oficial. Y aunque muchos intenten adelantar los nombres, nada se puede saber con certeza debido a la extensa lista de funcionarios estadounidenses que podrían ocupar el puesto.

Robinson durante la presentación de sus cartas credenciales ante Otto Pérez Molina. (Foto: archivo)
Robinson durante la presentación de sus cartas credenciales ante Otto Pérez Molina. (Foto: archivo)

Aun así, sea quien sea el nuevo jefe de misión que llegue desde la administración de Donald Trump, cambiará en la forma de acción respecto a Robinson; pero el fondo de la línea estratégica estadounidense se mantendrá, según coinciden varios expertos en relaciones internacionales. 

Así opinó el excanciller Fernando Carrera, quien aseguró que el Congreso, el Departamento de Seguridad Interna y el Departamento de Estado tienen las líneas de acción bien definidas.

"En el Congreso tienen firme la lucha contra la corrupción, la impunidad, el freno de la migración y el apoyo a crear una cultura de pago de impuestos. En Seguridad Interna la posición es de respaldo absoluto a la lucha contra el narcotráfico; y en el Departamento de Estado está Thomas Shannon, que conoce bien la región", explicó. 

Roberto Wagner, experto en política internacional, pronosticó que la única diferencia que se va a notar es que EE. UU. va a exigir más resultados de acuerdo a la agenda del Plan Alianza para la Prosperidad.

No tan diplomático

Lejos de su función diplomática, hemos visto a Robinson subido en una bicicleta, jugando fútbol y en medio de una manifestación frente al Congreso, donde se pedían reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP).

Wagner lo define como un embajador distinto a lo que Guatemala estaba acostumbrada con predecesores, como John Randle Hamilton o James M. Derham, de aires más clásicos.

"Posiblemente (el relevo) sea un embajador más discreto, sin declaraciones controversiales y más acorde a la agenda", comentó el experto.

Durante su tiempo en Guatemala, se han visto varias facetas del diplomático. (Foto: archivo)
Durante su tiempo en Guatemala, se han visto varias facetas del diplomático. (Foto: archivo)

Sobre sus declaraciones polémicas, Carrera defiende que han sido instrucciones desde Estados Unidos. "Sus lineamientos son muy claros", indicó.

El proceso

Antes de Guatemala, el diplomático de carrera trabajó en otros destinos como España, Italia, Colombia o El Salvador.

Su llegada fue polémica y el Congreso pidió una revisión de su nombramiento. Además, en otros sectores de la sociedad también se ha pedido su salida, como fue la reciente carta de Marvin Mérida, quien usurpó calidades de embajador guatemalteco para solicitar acciones contra Robinson. Pero lejos de eso, Estados Unidos no ha mostrado ningún indicio de querer remover al funcionario.

Sin embargo, en octubre cumple el período al que fue designado y el norteamericano asumiría otro reto en otra parte del mundo.

Otto Pérez denominó "trío del diablo" a los que le llevaron a prisión. (Foto: Soy502)
Otto Pérez denominó "trío del diablo" a los que le llevaron a prisión. (Foto: Soy502)

"El freno de Todd Robinson no era por él, sino por un conflicto interno de la Cámara entre demócratas y republicanos", recordó Carrera.

En esta ocasión el proceso de relevo es el mismo. Carrera explicó que se realiza el proceso de selección en el Departamento de Estado y se envían los candidatos a la Casa Blanca. El presidente Donald Trump decidirá quién será la persona nominada y el Congreso deberá aprobar el nombramiento. 

"Si existe alguna revisión por parte de algún senador o desde la Comisión de Relaciones Exteriores, el proceso se frena", detalló el excanciller carrera.

24 de abril de 2017, 06:04

cerrar