El conflicto entre el ministro de Salud y los vendedores del Roosevelt

Los vendedores que se localizan en los alrededores del Hospital Roosevelt serán desalojados. (Foto: Jessica Gramajo/Soy502)

Los vendedores que se localizan en los alrededores del Hospital Roosevelt serán desalojados. (Foto: Jessica Gramajo/Soy502)

Luego del ataque de pandilleros en el Hospital Roosevelt en el que fallecieron siete personas, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) implementó varias medidas de seguridad, incluso, con la colocación de un portón con el que se evitará el ingreso de vendedores callejeros.

"Estamos ordenando... en todos los hospitales debe de haber un ingreso libre y con condiciones salubres. Además, en esas ventas hay consumo y distribución de drogas como marihuana y pegamento", lamentó el ministro de Salud, Carlos Soto.

  • AQUÍ TE LO CONTAMOS

El ataque en la emergencia del Hospital Roosevelt se registró en agosto, y desde allí se establecieron acciones. Sin embargo, las autoridades del MSPAS consideran que son insuficientes y que se debe hacer más. Es por ello que solicitaron a los vendedores que se retiren.

"Toda esta área es propiedad del Ministerio, ellos no pueden decidir, ni tengo por qué ubicarlos en ningún lugar. Ha habido tanto abuso que los vendedores han vendido hasta los espacios donde se ubican", criticó el ministro.

Según el ministerio hay 61 vendedores ubicados en el área, ello sin contar a los taxistas, bicitaxis y mototaxis, quienes también tendrán vedado el ingreso. Sólo se contará con un vehículo que será proporcionado por la municipalidad, la cual hará viajes periódicos para movilizar a las personas del Hospital hacia la Calzada Roosevelt y viceversa.

  • TE PUEDE INTERESAR

No se irán

Mientras Soto aseguró que no dará marcha atrás a su decisión de movilizar a los vendedores, los locatarios amenazan con no moverse, pues algunos han pagado por su espacio hasta 75 mil quetzales.

María Calderón Girón, es vendedora de comida y dice que trabaja en el área desde hace 19 años por lo que no se irá de allí a menos que las autoridades de Salud la ubiquen en otro lugar.

"Tengo más de 50 años, sólo llegué a primero básico ¿A dónde me voy a ir? a mi nadie me va a contratar, si el señor ministro me da otro lugar donde trabajar, yo me voy", amenazó.

No obstante, el titular del MSPAS dice que no va a negociar con nadie. Y que sólo aceptó atrasar la medida de retirarlos del lugar, porque la Procuraduría de los Derechos Humanos le pidió que les permitiera vender durante las fiestas de fin de año.

La salida de los vendedores es inminente y se efectuará antes del 15 de enero cuando las autoridades del Ministerio de Salud coloquen las puertas que impedirán el ingreso de vendedores.

  • NO DEJES DE LEER

02 de enero de 2018, 16:01

cerrar