Choque de creencias reabre el debate de las vallas publicitarias

La valla en la calzada Roosevelt estuvo el fin de semana y el lunes el instituto pidió el retiro de esta. (Foto: Facebook)

La valla en la calzada Roosevelt estuvo el fin de semana y el lunes el instituto pidió el retiro de esta. (Foto: Facebook)

La calzada Roosevelt fue una de las ubicaciones donde el grupo Humanistas Guatemala decidió colocar uno de los lemas de su campaña #NoEstásSolo.

En el cartel que cada día veían miles de conductores se podía leer: “No necesitas a un dios o una religión para ser buena persona. Si lo sabes, no estás solo”.

  • POR SI NO LEÍSTE:

El contenido de la valla dañó las creencias de los propietarios de la finca donde se ubica la estructura y solicitaron a la empresa Grupo Pol que procediera a retirar el anuncio.

Este lunes, el mensaje fue retirado de las instalaciones del Instituto Santiago de la Congregación Religiosa de La Salle y hasta la fecha de esta publicación no hay uno nuevo en el lugar.

La polémica reabre un debate que en varias ocasiones se ha dado sobre la falta de control en la colocación de vallas publicitarias y su contenido, principalmente cuando están en una propiedad privada.

La Ley de Anuncios en Vías Urbanas, Extraurbanas y Similares de 2003 traslada su cumplimiento a las municipalidades.

En este caso, la valla se encuentra en una propiedad del kilómetro 15 dentro de la jurisdicción de Mixco.

$1,000-$1,500
cuesta un espacio durante una quincena en Calzada Roosevelt.

El vocero de la comuna, Mynor Espinoza, recordó que el artículo 17 de la normativa prohíbe la colocación de mensajes que “puedan afectar a la salud física o mental de los ciudadanos”.

También señaló que tras este hecho se revisará el contenido de las vallas que tiene el municipio y no descartó alguna sanción.

“La Municipalidad es la que autoriza esos espacios y se arriesgan a que pierdan esa autorización”, señaló el funcionario.

Los dueños reales de las vallas

Carlos Guerrero, presidente de la Gremial de Empresas de Vallas Publicitarias, recordó que la mayoría de estructuras de este tipo están en terrenos privados que son los que dan el espacio.

Por ello, pese a que la valla les pertenezca a los publicistas, el contenido que comparten está condicionado por el dueño de la propiedad.

La valla fue retirada el lunes y reubicada en otro lugar. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
La valla fue retirada el lunes y reubicada en otro lugar. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

“Estamos de invitados en la propiedad de alguien y no podemos ofenderle”, comentó mientras defendía la postura del instituto de retirar el anuncio.

Respecto a la campaña de los Humanistas, Guerrero destacó la postura de la empresa publicitaria por darle una reubicación del espacio contratado.

Además, indicó que todo fue un tema administrativo y que de seguro la compañía no se percató del impacto de la campaña y explicó que no siempre las empresas ven el diseño del arte que se va a colocar.

“Más que las municipalidades, es la opinión pública la que consigue que se baje una campaña de la valla”, añadió.

La versión de los Humanistas

El vicepresidente del grupo, Óscar Pineda, relató que en 2014 un grupo de amigos decidieron crear Humanistas Guatemala como un lugar para conversar y dar charlas de divulgación científica.

Pero no fue hasta este año cuando decidieron realizar una campaña social de alto nivel.

Pineda contó que la empresa les ofreció en un catálogo las ubicaciones disponibles y se decidieron por la de la calzada Roosevelt sin saber que estaba en propiedad del instituto La Salle.

“No esperábamos que nos fueran a quitar, no es un mensaje inapropiado ni ofensivo, es un mensaje de inclusión”, defendió. 

Pineda aclaró que de mutuo acuerdo con la empresa decidieron reubicar el espacio y descartó que Humanistas Guatemala tenga una intención política de cara a las próximas elecciones.

La campaña comenzó hace una semana y tenía una vigencia de 15 días.

El costo de una valla de este tipo es de 1 mil a 1 mil 500 dólares por dos semanas.

Otras versiones

En varias ocasiones se ha intentado contactar al director del instituto La Salle, sin embargo en el lugar explicaron que él estaba ocupado en una reunión.

También se ha intentado contactar con la empresa afectada por la polémica, pero el único autorizado para dar declaraciones es el gerente general y no se ha logrado hablar con él.

04 de agosto de 2017, 06:08

cerrar