Plazas fantasma relacionadas a Rabbé y Mijangos costaron Q787 mil

El Ministerio Público inició los señalamientos en contra de los implicados en las plazas fantasma del Congreso.

En la primera audiencia, en la que fueron citados cinco extrabajadores de este organismo, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) reveló que el Estado desembolsó 787 mil 979.70 quetzales para pagarle a estas personas, por el tiempo en que no se presentaron a trabajar.

Los allegados a Alfredo Rabbé

El representante de la FECI, Luis Mejía, señaló que María Lourdes Solórzano Carvallo recibía un salario mensual de 10 mil quetzales por ser asistente del exdiputado Alfredo Rabbé, a pesar de que no se presentaba al Palacio Legislativo por estar trabajando en una empresa privada.

Esta exempleada del Organismo Legislativo reconoció que nunca se presentó a trabajar y, durante su declaración, señaló que solo se reunía una vez al mes con el entonces diputado en su casa.

  • TE PUEDE INTERESAR:

El MP también señaló que Héctor René Polanco Argueta estuvo dos años contratado como asistente de Rabbé en el Congreso a pesar que trabajaba en un ingenio en Escuintla. En 2014, devengaba 15 mil quetzales al mes y en 2015, cuando Alfredo Rabbé ya no integraba la Junta Directiva, 10 mil quetzales mensuales.

Martha Estela Vaidez Soto fue asistente de Rabbé durante dos años ganando 10 mil quetzales al mes. Sin embargo, entre el 12 de febrero de 2014 y el 16 de julio del mismo año también ocupó una plaza en la Dirección General de Aronáutica Civil.

Los familiares del exdirector General

El MP reveló que mientras José Luis Mijangos fue Director General del Congreso fueron contratados varios de sus familiares en este organismo.

Su cuñada, Sandra Elizabeth Castellanos, ocupó una plaza como asistente de Mijangos desde el 15 de enero de 2015 devengando un salario mensual de 20 mil quetzales, pero al mismo tiempo trabajaba en una fundación donde debía cumplir un horario que hacía imposible mantener ambos trabajos. 

Cuando el MP inició las investigaciones por las plazas fantasma, por las que se encuentra en prisión el expresidente del Congreso Pedro Muadi, Castellanos renunció.

  • RECUERDA:

En tanto que la sobrina de Mijangos, Monica Elizabeth Guzmán Castellanos, también fue contratada como su asistente ganando 20 mil quetzales al mes. Sin embargo, desde el 1 de febrero de 2011 ocupaba una plaza como instructora de manualidades en la Municipalidad de Villa Nueva.

Además de estos cinco extrabajadores del Congreso, el Ministerio Público citará a otras personas que fueron mencionadas en el proceso que se sigue contra Rabbé, Mijangos y los exdiputados Carlos Herrera y Edgar Cristiani.

03 de agosto de 2016, 15:08

cerrar