• Figuras

La conmovedora historia de vida del goleador Romelu Lukaku

La conmovedora historia de vida de Romelu Lukaku. (Foto: AFP)

Romelu Lukaku, el hombre que tiene ascendencia congoleña y quien lidera a Bélgica en el mundial de Rusia 2018, tiene una conmovedora historia de vida, ya que su familia vivió en la miseria cuando el delantero era apenas un niño, fue allí cuando decidió que buscaría como solucionarlo y encontró en el fútbol su gran oportunidad.

Los duros acontecimientos para el corpulento atacante comenzaron cuando tenía solo 6 años, porque su familia atravesó grandes problemas económicos, llegando a caer en la quiebra, según lo escribió el propio Romelu en el Diario The Players Tribune.

“Tenía 6 años, y volví a casa a almorzar al salir del colegio. Mamá tenía lo mismo de siempre en el menú: pan y leche. Pero ese día volví a casa y mamá empezó a mezclar la botella de leche con algo más. Ella me sirvió el almuerzo con una sonrisa como si todo estuviera bien. Pero comprendí lo que estaba haciendo. Estaba mezclando leche con agua. No teníamos suficiente dinero para hacer durar la botella toda la semana. No éramos solo pobres; estábamos quebrados”, contó.

Su meta creció con el tiempo, porque no solo quería ser profesional, sino que anhelaba con llegar a ser el mejor jugador belga de la historia.

“No bueno. No excelente. El mejor. Jugué con mucha ira, por muchas cosas: por las ratas que corrían por nuestro departamento, porque no podía ver la Champions League por televisión, por los padres de compañeros que me miraban mal. A los 12 anoté 76 goles en 34 partidos; todos los hice con los botines de mi papá”, confesó.

Cabe resaltar que su padre, jugador profesional, se encontraba en sus últimos años como activo, pero como el dinero no alcanzaba, debían compartir el mismo par de zapatos de fútbol para entrar a la cancha.

Debido a la situación y el sufrimiento de su madre, Romelu le preguntó a su padre a qué edad podía empezar a jugar profesionalmente como él. Su respuesta fue a los 16 años. Es por esa razón que a los 16 años y 11 días Lukaku firmó su contrato profesional con Anderlecht, tal y como se lo prometió a su familia, tiempo atrás.

El futbolista contó que era suplente y quería ser titular para poder cobrar mejor, así que un día habló con el entrenador y le dijo que le diera la oportunidad de ser titular y que si no conseguía anotar lo podría sentar o hasta sacar del equipo. El técnico le dio la chance y Lukaku no dejó de notar y nunca volvió a ser suplente.

“A la gente del fútbol le gusta hablar de fortaleza mental. Bueno, soy el tipo más fuerte que jamás conocerán. Porque me acuerdo sentado en la oscuridad con mi hermano y mi mamá, rezando, y pensando, y creyendo, y sabiendo que iba a pasar”, dijo.

De esa forma, y con un amplio historial en clubes, Romelu Lukaku llegó a Rusia 2018 con 25 años, logrando jugar su segundo Mundial de Fútbol con Bélgica. Es una de las estrellas del equipo y no solo cumplió su promesa, es el orgullo de su familia y jugará la semifinal del Mundial frente a Francia.

  • TE PODRÍA INTERESAR:

09 de julio de 2018, 17:07