Conoce al boxeador que no quiso noquear a su contrincante

Los boxeadores Willis Meehan y Leamy Lakopo Tato protagonizaron una pelea fuera de lo común en Auckland

Esta dio inicio y el neozelandés Meehan empezó a tomar el control de la situación propinando una golpiza a su contrincante. En el segundo salto Meehan arrinconó a Leamy, quien no pudo defenderse más y se quedó parado recibiendo los golpes.

El árbitro se tardó en parar la pelea, algo que molestó profundamente a Willis, quien se había percatado que su rival ya no respondía a los golpes. Cuando el juez decidió parar, Willis le reclamó su tardanza y de inmediato abrazó a Tato para darle consuelo. 

Las imágenes de lo sucedido se viralizan en redes sociales.

Mira aquí la pelea completa: 

*Con información de El Comercio. 

25 de octubre de 2015, 11:10

cerrar