Que no se te olvide refrescar a tu perro y a tu gato, te decimos cómo

Cómo refrescar a tu mascota en el verano. (Foto: Underwater dogs/Seth Casteel)

Cómo refrescar a tu mascota en el verano. (Foto: Underwater dogs/Seth Casteel)

Tus mascotas necesitan mantenerse frescas para que su cuerpo no se resienta.

Estos son algunos consejos para que, al igual que tú, tu compañero fiel esté fresco y sano: 

1. Hidrátalo bien: 

Coloca más platos de agua en la casa durante el verano, cerca del lugar de descanso de tu mascota. Es importante que el recipiente en el que le sirvas el líquido esté bien limpio y lejos del sol.

Si haces un viaje en carro con tus animales, asegúrate de llevar agua fresca para ellos, también es importante llevar un bebedero portátil para los paseos.

A los gatos les gusta jugar con los cubitos de hielo y les fascina la sensación que les genera, así que un poco de hielo en el tazón de agua será muy divertido para los felinos. 

Proporciona a los gatos platos anchos para tomar agua, ya que a ellos les molesta que sus bigotes choquen con los lados del tazón.

2. No dejes a tus mascotas a la intemperie: 

Por ningún motivo, dejes a tu perro o gato encerrado en un patio o terraza, el sol abrasador puede llevarlo a la muerte. 

3. Busca un lugar retirado del sol en casa:

Es importante que tu perro o gato tenga un lugar dónde resguardarse del sol. Imagina pasar horas con los rayos directo hacia ti, pues lo mismo sienten las mascotas. 

4. Dales fruta: 

Antes de incluir fruta a la dieta de tu perro, consulta a su veterinario. Estas son algunas que podrían ayudar a refrescarlo: manzana, melón, pera y sandía. Quita la semilla antes, ya que puede ser dañina para su salud. 


Las frutas contienen mucha azúcar para los gatos, así que debes darles este alimento con moderación, casi como una golosina, muy de vez en cuando. Si les das sandía, melocotón, manzana o pera, que sea en pedazos muy pequeños y sin cáscara. La lechuga tiene mucha fibra y agua, así que podría ser un buen snack para los felinos. Desinféctala bien.

5. Prepara helados especiales: 

En un molde para helado o un contenedor de plástico coloca un poco de agua y unos granos de concentrado. Mezcla el concentrado con el agua y al congelarse saca el bloque de hielo. Moja los cubos con agua para que la lengua no se pueda enganchar y dásela a tu perro. Ten en cuenta que luego debes limpiar el área donde comió. 

6. Celebra un día de piscina para tu mascota: 

Los animales no sudan como los humanos, así que el agua es una buena elección para que pasen un momento divertido. A los gatos puedes mojarlos con una toalla húmeda para refrescarlos, incluso puedes humedecer una mantita para que se acueste un rato en ella, pero retírala pronto luego de que se haya refrescado. 

 7. Corta el pelo y cepíllalo: 

Al cortarle el pelo a tu perro o gato deja unos 3 centímetros aproximado, pues el mismo pelo los protege de las quemaduras de sol. Es aconsejable que cepilles regularmente a tu perro o gato para ayudarlo a mudar y retirar el subpelo, que los protege en invierno. Mejor si lo llevas con un experto en grooming

8. Evita la actividad física en horas de sol intenso: 

No saques a tu perro a pasear de las 9:00 a las 13:00 horas, trata de hacerlo a temprana hora del día, al atardecer o al anochecer, pues sus patas pueden quemarse con el calor del concreto. Además, un ejercicio intenso puede darle a tu animal un golpe de calor. 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

12 de mayo de 2018, 05:05

cerrar