Conoce las diferentes versiones de la reunión de Jimmy y APM Terminals

El pasado martes hacia las 16:00 horas, el presidente recibió a los representantes de la empresa APM Terminals, propietaria actual del proyecto portuario de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

La polémica reunión provocó que los diputados del partido UNE citaran a declarar a los actores involucrados para explicar los motivos por los que se había dado y sobre qué se había hablado durante la misma.

Durante la citación se empezaron a ver diferentes versiones posicionadas del lado del que las contaba.  

Se niega la negociación

Susane Marston, en representación del gigante del transporte marítimo Grupo Maersk a la que pertenece APM Terminal, señaló que en su segundo encuentro con la Procuradora María Eugenia Villagrán, esta le recomendó mantener una reunión con el presidente.

Durante el encuentro, la empresa aprovechó para defender sus intereses económicos y le explicó los compromisos de préstamos que tienen si no se empieza a operar.

Por su parte, según la declaración de Marston, Jimmy demostró su apoyo a la inversión en Guatemala y señaló no será parte del problema sino de la solución.

El objetivo es la nulidad

Una vez que la representante de la empresa salió porque tenía el vuelo programado, le llegó el turno a la procuradora quien explicó que en dos ocasiones se había reunido con la empresa afectada.

En sus encuentros, la empresa manifestó si no habría posibilidad de tener un encuentro con el presidente y ella les dijo que lo solicitaran. No obstante, Villagrán desconoce cuáles fueron los temas tratados porque no fue invitada a participar.

Sin embargo, en ningún momento cambio de opinión respecto a la nulidad del contrato que el propio presidente le había encargado previo a reunirse con la compañía.

Villagrán señaló que les hizo ver en sus encuentros las irregularidades del contrato y la petición de los holandeses era si no había posibilidad de seguir operando.

Apoyo a la empresa y apuesta por la nulidad

Pese a que supuestamente la empresa sabía que la nulidad era el fin de los abogados del Estado, ellos se presentaron con el presidente y negaron que el objetivo era negociar una solución al problema.

Julio Héctor Estrada, ministro de Finanzas, uno de los asistentes a la reunión, aclaró que los representantes eran conscientes de la nulidad y que se iba a seguir el proceso.

Al final, Marston declaró que la reunión concluyó con el entendimiento sobre ambas partes y confirmando por parte de Jimmy que sí hay una solución a esta "complicada situación".

22 de mayo de 2016, 07:05

cerrar