Conoce la historia de Dulce y forma parte de un cambio en su vida

Dulce de 7 años padece de parálisis cerebral debido a una negligencia médica. (Foto: Soy502)

Dulce de 7 años padece de parálisis cerebral debido a una negligencia médica. (Foto: Soy502)

“No es necesario ser su padre de sangre para querer tanto a una hija”, dice José Daniel Sánchez, un mecánico de bicicletas que decidió adoptar a la hija de su esposa. La niña se llama Dulce y padece de una parálisis cerebral.

“Tuve un embarazo normal, pero al momento del parto las doctoras me dijeron que aun no venía la bebé y cuando me di cuenta la pequeña Dulce estaba a punto de salir. Avisé de inmediato a la doctora y la sostuvo de la cabeza para que no cayera al suelo pero recibió un pequeño golpe, además el cordón umbilical venia enrollado en su cuello haciendo que su vida no fuera normal” dice su madre, Susana Estrada, quien tiene 3 hijos más.

  • ADEMÁS...

Luego de hacer varios exámenes, a los 6 meses, a Susy como le dicen de cariño, le confirman que su segunda hija tenía parálisis cerebral, epilepsia y retraso global debido a la falta de oxígeno en su cerebro al momento de nacer. “En ese momento sentí que mi mundo se vino abajo”, afirma la madre de Dulce.

Luego de un años sola ya que el padre de la pequeña las abandonó afirmando que él no quería tener una hija con discapacidad, Susana conoce a José, un hombre que le dio su apoyo desde el primer momento. Se casaron y formaron una familia con Dulce y los otros pequeños. 

Conocí a un buen hombre que nos quiere y acepta a mi hija tal y como es
Susana Estrada
, madre de Dulce

Siete años después, la familia lucha por salir adelante, viven en una casa donde les quitan la luz y el agua por parte de la propietaria complicando la nebulización de Dulce, además de los gastos en medicamentos que son aproximadamente de Q500 a la semana y visitas al médico para controlar los ataques de epilepsia.

La madre de los pequeños trabaja limpiando casas y José busca diferentes trabajos para sostener a su familia, pero siempre necesitan el apoyo de las personas para poder sacar adelante al “angelito” como la llaman sus padres. “A veces me dan ganas de tirar la toalla, ha sido una vida muy dura. Pero cuando veo la cara de mi pequeña y me hace alguna sonrisa, me da ánimos para seguir adelante”, dice Susy.

La pequeña Dulce no hace nada por si sola, se está acostada en una cama y solo emite algunos sonidos debido a su parálisis cerebral. Han tenido que suspender sus terapias ya que los centros afirman que no pueden seguir apoyando con terapia gratuita y ahora padece de desnutrición. Sus padres piden apoyo. “Cualquier ayuda es bienvenida, necesitamos pañales, víveres, Pediasure y hasta una casa económica donde vivir”, dice José Daniel. 

Si quieres ayudar a Dulce y su familia puedes comunicarte con sus padres a los teléfonos 47281550 o 58686792.

24 de mayo de 2017, 12:05

cerrar