El príncipe William se agacha para hablar con su hijo, hay una razón

Para nadie es un secreto que todos los movimientos de la familia real británica son seguidos por los medios de comunicación, quienes esperan captar la mayor cantidad posible de imágenes de sus integrantes.

En los últimos días, ha llamado la atención que en muchas imágenes, el príncipe William aparece agachado frente a su hijo George. Así fue en el bautismo de su hermana Charlotte, en la reunión donde conoció a Obama, e incluso en un video viral donde la reina Isabel II le llama la atención a su nieto por no atenerse al protocolo durante un desfile de las Fuerzas Armadas.

En todos los casos, el príncipe estaba haciendo lo mismo: poniéndose a la altura de su hijo, mirándolo a los ojos y tomándose el tiempo para responder sus preguntas sin importar el evento donde se encuentre.

En resumen, el príncipe estaba dirigiéndose a su hijo fuera de una posición superior. Todo forma parte de un método de crianza llamado "Escucha Activa", una manera respetuosa de comunicarse con los niños, que solo quieren sentirse escuchados.

  • POR SI NO LO VISTE:

En el desarrollo de este método, la prueba más evidente de que el adulto escucha al niño es el contacto visual, para lo cual es necesario colocarse a la altura de sus ojos y generar un vínculo más cercano que transmita calma y serenidad. Lo que los expertos destacan es el aspecto emocional de esta comunicación: escuchar es saber qué es lo que siente el niño, no solo lo que dice.

Con esta técnica, el príncipe William y su esposa Kate, aspiran a criar a su hijo para que de adulto comprenda que así como es tratado deberá tratarse siempre a todas las personas.

* Con información de Infobae

02 de noviembre de 2016, 12:11

cerrar