Leche de cabras: La apuesta para el desarrollo del área Ixil

El multimillonario guatemalteco y presidente de la empresa de telefonía Tigo, Mario López, colaborará en un proyecto que le impresionó cuando tuvo la oportunidad de viajar a Nebaj, Quiché, el pasado año.

A partir de 2012, a través de la organización Save the Children, se creó el centro de procesamiento caprino más grande de la región, Ceprocal. La planta recibe el excedente de leche que las comunidades crían para fabricar queso y cajeta que es vendido en el resto del país en supermercados y restaurantes.

López quedó impresionado por el proyecto porque de una vez se combatían dos problemas: la desnutrición y se estaba remunerando la actividad de las comunidades.

"En Ceprocal solo se acepta la leche que sobra después de que se alimentan a los niños", señaló López.

Por ello, a través de la Fundación Tigo decidió donar dos camionetas refrigeradoras para que las comunidades más lejanas a la planta también puedan vender la leche de sus cabras.

Con este aporte, se está ayudando a un total de 150 familias de cinco comunidades diferentes.

Por su parte, Carlos Cárdenas, director de la organización, señaló que las cabras fueron mejoradas genéticamente para que fueran capaces de aportar entre 2 y 3 litros diarios.

En total, la comunidad del área Ixil tiene contabilizadas cerca de 2 mil 400 cabras.

12 de mayo de 2016, 21:05

cerrar