La Contraloría impone multas millonarias a los directivos de Fonagro

Fonagro ha sido uno de los principales instrumentos financieros del Maga, pero su administración ha sido opaca y deficiente. (Foto: Archivo Soy502)

Fonagro ha sido uno de los principales instrumentos financieros del Maga, pero su administración ha sido opaca y deficiente. (Foto: Archivo Soy502)

La Contraloría General de Cuentas ha impuesto multas que suman 1 millón 8 mil 846 quetzales a directivos y administradores del Fideicomiso Fondo Nacional para la Reactivación y Modernización de la Actividad Agropecuaria, Fonagro, por las anomalías detectadas en la auditoría anual de la entidad.

El Gerente General de Fonagro, Félix Giovanni Arroyo Escobar, debe hacer frente a multas por 277 mil 550 quetzales, mientras que el Ministro de Agricultura, Mario Méndez, responsable político del Fideicomiso, debería pagar 142 mil 337 quetzales. El auditor de la entidad tiene penalizaciones por 81 mil quetzales. Los viceministros y representantes titulares ante el consejo directivo tampoco se salvan: les pusieron multas a cada uno por cerca de 50 mil quetzales.

“El estado financiero de Fonagro no es sano”, afirma el Subcontralor de Calidad del Gasto, César Elías, quien indicó que la administración de esa entidad “no ha sido correcta” y que “hay falta de control”, al punto de que los responsables “podrían haber incurrido en tipos penales”, es decir, delitos. 

A pesar de tener una de las multas más altas, y formar parte del Consejo Directivo de Fonagro por ley, el Ministro de Agricultura, Mario Méndez, asegura desconocer lo que hace este fideicomiso. “Yo estoy fuera de la directiva, solo estuve al principio en algunas reuniones. Soy parte del Consejo, pero no participo. A veces es un poco comprometedor, por eso decidí ya no estar”, asegura el funcionario.  

Otro fideicomiso opaco

Creado en marzo de 1994, con la intención de promover la actividad agrícola, Fonagro presenta hoy el mismo problema que la mayoría de fideicomisos públicos: opacidad en el manejo de recursos y resultados cuestionables. "Para nosotros los fideicomisos son un problema, porque tenemos la obligación de fiscalizar pero los fideicomisos están resguardados en bancos y no podemos entrar a auditarlos", indica Elías.

El informe completo de la Contraloría sobre Fonagro se puede consultar aquí:

La asignación presupuestaria para el año 2017 es de 57 millones de quetzales. De estos, 42 millones son destinados para inversión, es decir para dar los aportes reembolsables y no reembolsables. 

Las deficiencias

El presupuesto general del año 2016 asignó a Fonagro 45 millones 420 mil quetzales, de los cuales, el Ministerio de Finanzas transfirió 18 millones 510 mil quetzales.

De este dinero, Fonagro, entregó 5 millones 366 mil 426 a seis cooperativas, pero el informe de la Contraloría señala numerosas anomalías en la asignación y manejo de estos recursos. 

Por ejemplo, los auditores indican en la página 51 del informe las fallas detectadas en la adjudicación y seguimiento a dos cooperativas de ahorro y crédito en San Marcos (COOPISAMA y COISOSAM). Indican que Fonagro no verificó si estas entidades cumplían con los requisitos y condiciones para recibir fondos. Fonagro tampoco estableció un monto a otorgar por beneficiario ni una estructura presupuestaria ni un calendario con fechas y montos para entregar el dinero. Asimismo, no se establecen objetivos en el convenio de asignación de recursos, ni método ni calendario de evaluación del proyecto.

Algunas de las deficiencias detectadas por la Contraloría. (Foto: Wilder López/Soy502)
Algunas de las deficiencias detectadas por la Contraloría. (Foto: Wilder López/Soy502)

En el caso de estas dos cooperativas, los auditores también indican que Fonagro no estableció ninguna clásula que haga responsable a las entidades del "manejo transparente, racional y pertinente de los recursos públicos" ni tampoco una que obligara a Fonagro a  "verificar el cumplimiento de los procedimientos" que garanticen "la cuentadancia y/o probidad que establece la Contraloría".

Respecto a la Cooperativa Nuevo Amanecer, ubicada en San Pedro Carchá, Alta Verapaz, los auditores afirman en la página 34 del informe que no encontraron "ningún documento que respalde los bienes que aporta la cooperativa para la ejecución del proyecto": un beneficio húmedo de café, una oficina y bodega, un molino de café turco, una restrilladora y equipo de laboratorio. Luego, indican que "al efectuar visita de campo se constató que la oficina y bodega no existen" y que tampoco encontraron el equipo que los beneficiarios argumentaban tener para ejecutar un proyecto por el que recibieron en un primer desembolso tres millones 719 mil 668 quetzales.

A la Cooperativa Nuevo Amanecer, de San Pedro Carchá, le otorgaron casi cuatro millones de quetzales sin verificar que tuviera instalaciones físicas y equipo para ejecutar el proyecto. (Foto: Wilder López/Soy502)
A la Cooperativa Nuevo Amanecer, de San Pedro Carchá, le otorgaron casi cuatro millones de quetzales sin verificar que tuviera instalaciones físicas y equipo para ejecutar el proyecto. (Foto: Wilder López/Soy502)

El gerente de Fonagro, Felix Giovanni Arroyo, explicó que los hallazgos de la Contraloría sobre la Cooperativa Nuevo Amanecer se debieron a que en el momento de la llegada de los auditores no encontraron la maquinaría que la Cooperativa puso como contrapartida que, en teoría, estaba en otra bodega. Este argumento fue expuesto para desvanecer el hallazgo, sin éxito. 

"Lastimosamente como estas visitas son sorpresas y son en un corto tiempo, no tuvieron a la vista esta maquinaria y los documentos que pidieron", explicó Arroyo y agregó "estos hallazgos son a criterio del auditor y no son así". 

90% de mora

Una de las principales actividades de Fonagro consiste en financiar proyectos agropecuarios. Parte de los recursos que el fideicomiso transfiere son no reembolsables: se otorgan a campesinos como un subsidio. Sin embargo, otra parte sí es reembolsable y se debería recuperar. 

El informe de la Contraloría establece que Fonagro tiene una cartera de créditos de 25 millones 451 mil 991 quetzales, de los cuales el 90% está en mora. Los auditores advierten que existe “un alto riesgo de irrecuperabilidad” de estos recursos, lo cual ha sido una constante histórica.

Una auditoría externa de la cartera de créditos de Fonagro, de la firma Say Melgar y Asociados, S.A., presentada al Ministro de Agricultura en diciembre de 201,2 emitió en ese entonces una "opinión desfavorable" de los créditos otrogados. Los auditores indicaron que Fonagro había acumulado deudas incobrables por 43 millones 551 mil quetzales y que la entidad carecía de los procedimientos e incluso de expedientes sólidos para cobrar ese dinero.

Una investigación abierta en el MP

El subcontralor Elías indica que por una denuncia presentada en 2015 por el entonces gerente general de Fonagro, existe una investigación abierta sobre esa entidad, relativa a los malos manejos detectados en una asociación que se dedica a la siembra de tomate en Jalapa. 

Sin embargo, al cabo de dos años, la Fiscalía Contra la Corrupción no ha presentado avances en ese caso. 

Por su parte, la Fiscal General, Thelma Aldana, indicó que para actuar, el MP espera una denuncia directa dela Contraloría General de Cuentas, que no se ha hecho efectiva, o la de un particular. 

 

07 de agosto de 2017, 05:08

cerrar