Costa Rica contrademandará a empresa minera por daño ambiental

René Castro, ministro de Ambiente de Costa Rica, declaró este martes que contrademandarán a la empresa minera Infinito por daño en contra del medio ambiente por 5 millones de dólares (Foto: Archivo)

René Castro, ministro de Ambiente de Costa Rica, declaró este martes que contrademandarán a la empresa minera Infinito por daño en contra del medio ambiente por 5 millones de dólares (Foto: Archivo)

El gobierno de Costa Rica reclamará el pago de 5 millones de dólares por daño ambiental a la minera canadiense Infinito Gold, que a su vez reclama al país una compensación de 94 millones por la rescisión de un contrato de explotación minera.

El ministro de Ambiente, René Castro, dijo este martes que Costa Rica se prepara para enfrentar el proceso de arbitraje en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), un organismo especializado del Banco Mundial.

Castro manifestó en conferencia de prensa que el gobierno costarricense confía en que "el árbitro internacional valorará el estudio elaborado por expertos independientes que demuestran el daño ambiental causado por la empresa" y dará la razón a Costa Rica.

Asimismo -dijo-, que la empresa "tendrá que demostrar el supuesto daño financiero que aduce" para reclamar 94 millones de dólares, cifra que "nosotros consideramos injustificada y lo vamos a demostrar".

Infinito Gold Ltd anunció el lunes la demanda contra Costa Rica por la anulación de un contrato para explotar cerca de un millón de onzas de oro en Crucitas de Cutris, en la zona norte del país, cerca de la frontera con Nicaragua.

La compañía fijó el monto de la demanda en 94 millones de dólares "más intereses y costas legales", en compensación por las inversiones que alega haber hecho en el país en actividades preparatorias para explotar la mina, que nunca pudo iniciar.

El año pasado, tras fracasar todos sus intentos en la vía judicial interna, Infinito Gold amenazó con una demanda por 1 mil 94 millones de dólares, pero al final redujo sus pretensiones a menos de una décima parte de esa cifra.

El ministro costarricense estimó que el proceso de arbitraje podría durar entre un año y año medio y costará a Costa Rica cerca de un millón de dólares.

En noviembre de 2010, el tribunal contencioso administrativo de Costa Rica anuló la concesión otorgada a Industrias Infinito en un fallo en que también declaró ilegal un decreto de "interés nacional" emitido ese mismo año a favor del proyecto de explotación minera por el ex presidente Oscar Arias.

La decisión judicial se produjo tras una larga lucha de organizaciones ambientalistas y políticas en contra del proyecto, que implicaba la destrucción de 190 hectáreas de un bosque tropical seco, albergue de varias especies únicas de fauna y flora.

La empresa intentó revertir la decisión con recursos ante las máximas instancias judiciales del país, incluida la Sala Constitucional, pero éstas mantuvieron el fallo.

Desde 2010, motivado por este conflicto, el Congreso de Costa Rica aprobó una ley que prohíbe la minería a cielo abierto.

11 de febrero de 2014, 14:02

cerrar