En Costa Rica, Araya y Solís casi empatados

Costa Rica votó este domingo para elegir presidente y diputados en unos comicios donde fue notorio el desgaste de los partidos tradicionales y donde el abstencionismo fue un gran protagonista, una situación preocupante para en una de las democracias más sólidas de la región.

Con 61% de las mesas escrutadas, el candidato oficialista del Partido de Liberación Nacional, Johnny Araya y  el historiador Luis Guillermo Solís, del Partido de Acción Ciudadana, se encuentran casi empatados con 30.13% y 30.22%, respectivamente. Si ninguno de los dos supera el 40% de votos a su favor, el Tribunal Supremo Electoral deberá convocar a una segunda vuelta electoral que se celebrará en abril. 

Con estos resultados, los costarricenses parecen reafirmar su vocación centrista, pues ninguno de los dos candidatos que se apartaron del centro político, el abogado y ambientalista José María Villalta candidato del Frente Amplio (17.4% de los votos) ni el empresario Otto Guevara del Movimiento Libertario (11.4%) lograron perfilarse como candidatos a la segunda vuelta electoral.

Los primeros resultados del Tribunal Supremo Electoral, que contabilizaban el 9% de las mesas, le daban una ventaja más marcada a Araya, pues el conteo presentaba un marcado sesgo de las urnas provenientes de la capital, donde el oficialista ha sido alcalde por más de dos décadas. Conforme los votos de otras regiones del país fueron entrando, los resultados de Araya y Solís se nivelaron.

En esta ocasión votaron 3.1 millones de costarricenses y eligieron entre trece candidatos. El abstencionismo se ubicó en cerca del 34%.

*Con información de AFP y La Nación 

 

02 de febrero de 2014, 16:02

cerrar