Creamos: Las cuencas con las que se hilvana el futuro

Una mujer camina descalza por una plancha de concreto que lleva horas calentándose bajo el sol de la mañana. Son las 10:00 A.M. y Hanna Sklar se apresura para tener todo listo para la visita de Soy502.

  • Mira el video abajo.

Nos recibió sudando y con ropa deportiva. Estaba dando una clase de aeróbicos a un grupo de mujeres del programa Creamos Voces de la organización sin fines de lucro Creamos. Ellos se dedican a apoyar el desarrollo integral de la comunidad que vive y trabaja en los alrededores del basurero de la zona 3. 

Creamos esta ubicado a un lado de la entrada al Basurero de la Zona 3. (Foto: Wilder López/Soy502)
Creamos esta ubicado a un lado de la entrada al Basurero de la Zona 3. (Foto: Wilder López/Soy502)

Creamos es un oasis entre las precarias casas de block y lámina de aluminio. Entre los desechos se erige su sede justo al lado de la entrada del basurero. Tiene una vista panorámica de todos las personas que trabajan en el relleno sanitario, desde donde se pueden ver hombres, mujeres, y uno que otro trabajador de la municipalidad. 

La organización quiere cambiar esta realidad implementando dos programas. El primero consiste en un destinado a la generación de ingresos sostenibles y el segundo al desarrollo personal de todos los que son parte de la organización.    

Hanna Sklar lleva trabajando cinco años trabajando en Creamos. (Foto: Wilder López/Soy502)
Hanna Sklar lleva trabajando cinco años trabajando en Creamos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Hanna Sklar, quien es la gerente de Creamos, explica que las mujeres que trabajan con la organización reciben clases para obtener su diploma de secundaria, luego de esto asisten a talleres de bisutería y costura, y finalmente se ganan el título de artesanas. “De esta forma nos aseguramos que tengan los medios para no tener que regresar a trabajar al basurero”, asegura la gerente.

La bisutería y costura es una forma sostenible de ganar ingresos. Las piedras y elementos que llevan las pulseras, collares, bolsas, aretes y llaveros, que realizan las artesanas, están hechos de materiales reciclables que se sacan del relleno sanitario. Además, las mujeres pueden trabajar desde casa y no tienen necesidad de alejarse de su familia. 

 

Actualmente, 39 mujeres son artesanas y venden sus creaciones en la tienda en línea de Creamos. “Se venden en Canadá, Estados Unidos y Europa”, cuenta Sklar. 

Creamos Voces

Además de la generación de ingresos, la organización también trabaja con la mujeres para erradicar la violencia en contra de ella y los embarazos prematuros. “Tenemos grupos de apoyo mutuo, apoyo individual, también ofrecemos un curso de educación financiera y a las víctimas de trauma tenemos un programa de aerobics y yoga”, explica la gerente. 

A este programa asisten más de cien mujeres. Es un apoyo emocional que le ayuda a sobreponerse de la violencia y también inicia un cambio de mentalidad sobre la pobreza que los rodea. 

  • LEE AHORA: 

Hanna estaba trabajando con un grupo de mujeres en Creamos Voces cuando llegamos, por eso salió a recibirnos de forma tan improvisada. Nos llevó al patio de atrás de su sede donde se puede ver el basurero, allí nos confiesa que le encanta trabajar en Creamos. Quizás no por el panorama, sino porque está contribuyendo a cambiarlo. 

La vista del basurero desde la sede de la organización. (Foto: Wilder López/Soy502)
La vista del basurero desde la sede de la organización. (Foto: Wilder López/Soy502)

25 de febrero de 2017, 09:02

cerrar