Iniciar sesión con Facebook

¿Cuál es el equipo detrás de la separación de Las Rositas?

El desempeño de los médicos que intervinieron en la separación de las siamesas Ana Rosa y Aída Rosalina Castro, conocidas como “Las Rositas” ha sido clave en el éxito de esta; sin embargo, poco se conoce sobre ellos.

Los más de 30 profesionales poseen una amplia carrera en cada área y varios de ellos contaba con la experiencia de haber separado a “Las Angelitas” en 2006.

El coordinador del equipo multidisciplinario, Javier Bolaños, fue parte de la intervención quirúrgica de Ángela Leticia y Ángela Corina Piló, quienes nacieron unidas del tórax. El galeno agradeció el apoyo de un grupo de personas comprometidas con su carrera y con el bienestar de las pequeñas.

Estamos demostrando y con eso no queremos nosotros tomar el protagonismo de que las cosas con una buena actitud pueden cambiar.
Javier Bolaños
, cirujano pediatra.

Muchos de los participantes aportaron horas extras, ya que la separación y reconstrucción posterior requirió de cerca de 17 horas, por lo que Bolaños resaltó que se logró superar las dificultades y limitaciones con las que se enfrentaban. 

Equipo de profesionales que operó a Las Rositas.
Equipo de profesionales que operó a Las Rositas.

Los cirujanos pediatras Fernando González y Erwin Hernández coincidieron en que las niñas presentan signos vitales estables y que las próximas horas son trascendentales para poder asegurar que el esfuerzo obtuvo resultados positivos.

Asimismo, aunque no participaron en la intervención quirúrgica, las autoridades del hospital Roosevelt, resaltaron la labor de Damaris Luch, quien ha cuidado de Las Rositas desde los 8 meses de edad y quien se mostró conmovida al saber que las siamesas estaban bien.

Además del cuidado, Luch a quien Las Rositas llaman “mamá”, también se encarga de proporcionar la terapia que las infantes requieren para tener un desarrollo propio de su edad. 

Los médicos que separaron a las Rositas en plena faena.
Los médicos que separaron a las Rositas en plena faena.

 

30 de septiembre de 2015, 19:09

cerrar