¿Cuáles son los grandes clientes de El Correo de Guatemala?

Con la improbación de la concesión del servicio postal que administraba la empresa Correo de Guatemala S.A. desde el año 2004, el Estado debe ahora hacerse cargo de este servicio. No obstante, tras las mesas de negociación entre las partes, se llegó a la conclusión para que se reabriera el servicio y se llevara un proceso de transición de tres meses de duración.

Durante ese período la empresa revertirá los bienes a favor de la Dirección General de Correos y Telecomunicaciones, perteneciente al ministerio de Comunicaciones.

La web de la empresa volvió a funcionar después de unos días sin operación. (Foto: El Correo)
La web de la empresa volvió a funcionar después de unos días sin operación. (Foto: El Correo)

En estos días, el servicio ha colapsado y no sólo afectó a los usuarios guatemaltecos, sino también a dependencias del Estado y otras empresas del sector privado. Sin embargo el servicio postal se ha visto mermado con la llegada de Internet, según explicó el gerente de la compañía, Roberto Soto.

Según explicaron fuentes de la Dirección General, El correo se encarga de enviar las citaciones del Organismo Judicial y el Ministerio Público (MP) así como las notificaciones del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Además, otros de sus grandes clientes son los bancos quienes utilizan el servicio postal para enviar sus estados de cuenta a los usuarios, y las empresas de telecomunicaciones que lo usan para notificar sus facturas.

Asimismo, el servicio sirve para hacer llegar la correspondencia internacional a embajadas y organismos internacionales como la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Y ese es una de los requesitos de la Universal Postal Union que obliga a todos los países miembro a contar con servicio postal.

Tipo de envío

Los principales envíos que registra la empresa pertenencen a paquetes procedentes del exterior, que en caso de quedar exentos de impuestos se distribuyen directamente y si no, pasan a fardos postales. En ese caso, el receptor tiene que pagar los impuestos cuando recoge el pedido.

En la visita a las principales bodegas del servicio, se pudo observar otros usos como el envío de postales y correo ordinario.

23 de mayo de 2016, 15:05

cerrar