Cuatro consejos prácticos para ganarle al hambre si estás a dieta

Si estás empezando por cuarta vez en el año tu régimen de dieta, ese que prometiste no interrumpir durante todo el 2016, puede que esta información te sirva para no ser presa del hambre y lograr todos los objetivos que te propongas.

Lo primero que todos debemos saber es que hay sensaciones como la ansiedad y la deshidratación que pueden ser confundidos fácilmente con hambre y al tratarlos adecuadamente no tendrás que romper tu dieta.

Proteína

Casi todos saben que las proteínas sirven para aumentar la masa muscular, pero lo que pocos saben es que también sirven durante rigurosas dietas, pues son bastante útiles para que la digestión se vuelva más lenta de lo normal y evitar el sentimiento de necesitar más comida para nuestro organismo.

Agua pura

Una de las cosas más comunes que nos pueden suceder es la de confundir la sed con el hombre, por lo que mantenernos bien hidratados con agua pura y buscar alimentos con muchos líquidos nos saciarán la sed de manera rápida y no necesitaremos comer tantos alimentos sólidos.

Fibra

Otro de los aliados para mantener el "estómago lleno", es la fibra, pues una buena cantidad puede fusionarse con agua y ya dentro de nuestro organismo expandirse, provocando que nuestro estómago se sienta bien alimentado y no tengamos la necesidad de seguir comiendo.

Ejercicio

Obviamente el otro truco para poder mantenernos dentro de la dieta es hacer mucho ejercicio, pues nos mantiene en forma, nos hace más productivos e influye psicológicamente en nosotros, ya que nos motiva a mantenernos alerta y nos hace sentir en mejor estado, lo que es un aliciente para seguir adelante con la difícil dieta.

07 de marzo de 2016, 15:03

cerrar