Cuatro formas de administrar mejor tu tiempo y tu dinero

Hay que aprender a gestionar bien el tiempo, como lo haces con tus finanzas. (Foto: Servicios)

Hay que aprender a gestionar bien el tiempo, como lo haces con tus finanzas. (Foto: Servicios)

Hay cuatro similitudes que comparten el dinero y el tiempo. Debes conocerlas para moldear tus acciones diarias manteniendo tus deseos futuros como prioridad a modo de prepararte para el 2018. 

1. Gástalo

Cuando compras algo y gastas el dinero en ese artículo o experiencia, le dices NO a la compra de otras cosas. 

Con el tiempo es lo mismo, justo como nos recuerda Greg McKeown en su excelente libro Essentialism. El nos dice: "Tienes que remplazar la falsa creencia de que lo puedes hacer todo. Puedes hacer cualquier cosa pero no todas las cosas al mismo tiempo".

Cuando usas tu tiempo para lograr x, eliges no usarlo para y. Reconoce esto cada vez que gastes tiempo o dinero. 

2. Dalo

Una de las cosas más bellas que podemos hacer con el dinero es bendecir a otros de formas inesperadas con nuestros recursos. No de forma obligada como lo busca el gobierno pero guiada por tus convicciones y deseos. 

El tiempo no es diferente. Podemos darlo o no dárselo a otros. Usualmente cuando no se lo damos a los que amamos es porque estamos cumpliendole primero a todo mundo y dejamos a nuestras parejas, padres, hijos y familiares de último. 

Aprende a decir NO a los acreedores de tu tiempo innecesarios. 

3. Ahórralo

En el mundo ideal todos ahorran dinero cada mes. 

En el mundo ideal las personas nos volvemos tan intencionales con el uso de nuestro tiempo que logramos “ahorrar" o apartar tiempo para hacer cosas de mayor impacto en nuestras vidas. 

Yo pensaba que las personas ocupadas eran admirables. Es decir, que mejor honor que decir, “estoy muy ocupado vos…”

Pero lo que me he dado cuenta es que como con el dinero, la razón por la que muchos no tienen ahorros no es porque no puedan ahorrar, así como la razón por la que muchos no tienen tiempo de hacer lo que aman, es porque no han identificado sus prioridades. 

Cuando tú haces un presupuesto antes de comenzar a gastarte tu sueldo, logras ahorrar. Te anticipas. 

Lo mismo sucede con el tiempo. Cuando tú escribes tus metas del día antes de ponerte a trabajar, logras crear el margen de tiempo o ahorro que te permite darle tiempo a las cosas que valoras. 

4. Inviértelo

Cuando tú gastas tiempo es porque lo usaste en una acción presente que no va enfocada a tu futuro. Hace poco vi la película Zootopia. Estuvo buenísima pero tiene cero impacto en mi futuro. 

Tú inviertes tiempo cuando tus acciones presentes crean un hábito positivo. Tu retorno de inversión es ese nuevo comportamiento automatizado.

En el caso del dinero, inviertes cuando tu inversión actual te va a dar un retorno constante y habitual.

Más de Daniel Herbruger:

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

14 de noviembre de 2017, 18:11

cerrar