Se cumplen diez años del cabezazo de Zidane a Materazzi

Momento en el que Zidane se 'gana' su expulsión en la final de 2006 (Foto: espn.uk)

Momento en el que Zidane se 'gana' su expulsión en la final de 2006 (Foto: espn.uk)

El 9 de julio de 2006 tuvo lugar el cabezazo más famoso de la historia de los Mundiales. Lo extraño es que no fue gol, ni siquiera fue a la pelota. Fue Zinedine Zidane sobre Marco Materazzi, directo en el pecho. 

Italia y Francia empataban a uno en el tiempo extra de la final en el estadio Olímpico de Berlín, cuando Materazzi dijo algo que no debía decir. Unos segundos antes, había cubierto a Zidane, y el francés ya se alejaba cuando decidió volver y cabecear directamente en el pecho al defensa italiano. 

La acción, de roja clara, pasó desapercibida para el árbitro argentino Horacio Elizondo, quien miraba en otra dirección. Sí lo vio el cuarto árbitro, Luis Medina Cantalejo, que contactó con Elizondo por el auricular. El colegiado no tuvo dudas y sacó la roja directa a Zidane, capitán y estrella de su selección.  

Así, en el minuto 110, Francia perdía a su mejor jugador. La prematura salida del '10' tuvo los efectos esperados en la tanda de penales: sin él, falló David Trezeguet, que le pegó al travesaño. Curiosamente, Materazzi fue uno de los lanzadores para Italia, que metió sus cinco penales y fue campeón. 

En los días posteriores, todo tipo de informaciones surgieron. La mayoría indicaban que Materazzi había insultado a la madre de Zidane, aunque él siempre ha dicho que no fue así. “Hablé de su hermana, no de su madre. La mía murió a los 15 años y nunca lo hubiera hecho”, dijo recientemente. 

Materazzi no está orgulloso de sus acciones, pero tampoco se arrepiente. “En un barrio de Roma, Nápoles, Turín o Milán escuchas cosas mucho peores. Mis palabras fueron estúpidas pero no merecían esa reacción”, dice el exjugador italiano. 

Por su parte, Zinedine Zidane nunca ha tenido demasiada disposición para hablar del tema. En una entrevista para Canal Plus en 2006, el francés dijo que “no se arrepentía” porque eso sería “darle la razón a Materazzi”. “Fueron cosas muy personales sobre mi mamá y mi hermana, y esa fue mi reacción”, dijo en aquel momento. 

Al día de hoy, Zidane y Materazzi no han vuelto a coincidir en ningún partido después de que ambos se retiraran.

 

09 de julio de 2016, 15:07

cerrar