Moverse durante 60 minutos al día ayuda a tus hijos en su rendimiento

La "Hora de Moverse" es una iniciativa que nació hace seis años, el cual busca que los educadores repliquen en sus alumnos la necesidad de tener alguna actividad física que al final del día se conviertan en 60 minutos.

"No queremos que solo se muevan durante el período de educación física, que hagan movimiento en matemática, en sus recesos, en ciencias naturales y el resto del día", afirma Gustavo Guillén, representante del programa que trabajan en conjunto el ministerio de Educación y Coca Cola.

El programa está construido bajo la modalidad "formador de formadores" que tiene cuatro componentes importantes: "educación física intensificada" espera mejorar y aumentar la actividad realizada durante la clase de educación física; "descansos activos", dar un receso para hacer actividad física durante la clase y mantener a los estudiantes activos; "enseñanza físicamente activa", integrar la actividad física en las lecciones académicas y "educación sobre nutrición e hidratación", promover a los estudiantes una alimentacion balanceada y una hidratación adecuada.

El programa ha impactado desde 2011 a 296 escuelas, más de 126 mil estudiantes y 475 docentes capacitados en toda Guatemala.

Como parte del programa cada docente recibirá un kit de implementos deportivos para utilizar con sus alumnos, 10 conos, 10 aros, 5 colchonetas, 5 balones de baloncesto, volibol y fútbol, 10 sacos, 10 bastones, 10 cuerdas; 5 elásticos y una soga.

Según La Organización Mundial de la Salud (OMS), para tener una mejor calidad de vida es fundamental dejar de ser sedentarios y tener mejores prácticas de alimentación. Guillén afirma que en los centros educativos, los estudiantes han dejado de moverse y esto los perjudica en su vida y en sus resultados académicos.

Si los estudiantes tienen mejor actividad física durante el día desarrollan mejor comportamiento en el aula y en el rendimiento escolar. 

02 de agosto de 2016, 18:08

cerrar