Darwin Oliva: “En Guatemala se miran muchos casos de racismo”

El jugador hondureño disfrutó de su estancia en Guatemala, pese a los malos tratos desde los graderíos. (Foto: Archivo/Soy502)

El jugador hondureño disfrutó de su estancia en Guatemala, pese a los malos tratos desde los graderíos. (Foto: Archivo/Soy502)

El jugador hondureño nacionalizado guatemalteco, Darwin Oliva, regresó a su país para buscar una oportunidad con el equipo de Vida tras 10 años de haber militado en equipos como Municipal, Petapa y Sanarate.

Pese a que ganó cuatro títulos con Los Rojos y clasificar a una semifinal con Petapa, Oliva confesó que el racismo en Guatemala lo hirió en muchas ocasiones, al punto de hacerlo llorar.

En entrevista para el sitio Diez de Honduras, Darwin conversó sobre su futuro, el pasado en Guatemala y sus expectativas con la selección de ese país.

¿Por qué decidió nacionalizarse guatemalteco?

Fui a hacer una prueba a Motagua y al final no me quedé en el equipo. Mi representante me llevó a Municipal de Guatemala, él no me quería prestar por eso decidió nacionalizarme para quedarme en el club. Siempre pensaron que podía servirles a la selección de su país por eso me hicieron jugar como un guatemalteco más.

¿En qué equipo se sintió mejor?

En los tres que estuve. En Municipal gané cuatro títulos, muchas cosas personales. Luego me fui a Petapa, clasificamos a semifinales. Estoy agradecido con Guatemala porque me abrió las puertas y anoté 70 goles en los tres equipos donde estuve.

¿En algún momento sufrió actos de discriminación y racismo?

Sí. En Guatemala se miran muchos casos de racismo. En un partido recuerdo que multaron a un equipo porque me estaban gritando babosadas, me decían negro, mono y todo eso. Le comenté al árbitro y tomó cartas en el asunto.

A mi primo, Tyson Núñez lo hicieron desvestirse en la cancha porque lo insultaban con frases racistas.

¿Se sufre por racismo en el fútbol guatemalteco?

Sí, se sufre bastante en ese aspecto, pero eso viene de un pequeño grupo de aficionados guatemaltecos, no es de todo el pueblo. La gente educada te trata bien, pero la gente frustrada ofende mucho.

Los futbolistas negros de Guatemala formamos una asociación para protestar por eso, la gota que derramó el vaso fue cuando hicieron desnudarse a Tyson Núñez con tantos insultos. Se hizo una campaña, pero no cambió mucho. Siempre llegan al estadio a jodernos la vida, a maltratarnos con insultos.

 

¿Algo lo hizo llorar en Guatemala?

Sí. En un paritdo contra Suchitepéquez no me salían bien las cosas, había mucha antipatía con la afición, le gritaban al técnico que me sacara y me sacó. Llegué a mi casa y me puse a llorar amargamente, aunque lo bonito del fútbol es que te da revancha, los mismos que me gritaban, terminaron por aplaudirme.

Darwin Oliva espera integrarse al Vida de Honduras para mostrar su talento, tras una década de jugar profesionalmente en Guatemala y empezar su carrera goleadora a sus 28 años en su país natal.

Puedes leer la entrevista completa en este enlace.

TE PUEDE INTERESAR: 

20 de diciembre de 2017, 13:12

cerrar