¿Debe preocuparse Guatemala ante una posible renegociación del CAFTA?

El comercio entre Guatemala y EE.UU. tiene un saldo positivo para el país norteamericano. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

El comercio entre Guatemala y EE.UU. tiene un saldo positivo para el país norteamericano. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha revolucionado la política económica y exterior de EE.UU. Su plan de renegociación del Tratado de Libre Comercio con Canadá y México conocido como NAFTA, por sus siglas en inglés, nos hace plantearnos si en una segunda revisión el mandatario colocará su punto de mira en el que firmó con Centroamérica (CAFTA).

Estados Unidos es el principal socio comercial de Guatemala y eso lo pone en una situación de vulnerabilidad ante cualquier cambio. Sin embargo, los expertos en comercio internacional se encuentran tranquilos y descartan que ese hipotético caso llegue a darse.

El primero de ellos fue el ministro de Economía, Rubén Morales, que excluyó esa posibilidad principalmente porque no ha habido un pronunciamiento por parte de Trump sobre el CAFTA.

"Aún así estamos enfocados en poder diversificar las exportaciones para no depender principalmente de un mercado ante cualquier eventualidad", mencionó el funcionario.

Por su parte, la directora de Relaciones de la Agencia de Exportación (Agexport), Fanny de Estada, indicó que a parte de que el CAFTA no está en "el radar de Trump", el nuevo presidente no puede renunciar al tratado sin permiso del Congreso.

Las cifras

La balanza de pagos con EE.UU. es positiva hacia el mercado norteamericano. Eso también es un factor importante, ya que no es el mismo caso que tiene con México, donde la balanza se inclina hacia este último.

Además, en los últimos años, las exportaciones de Guatemala han ido disminuyendo. En el último año, el Banco de Guatemala (Banguat) registró 3 mil 465 millones de dólares en exportación hacia EE.UU. 

"Solo en la industria agropecuaria Guatemala tiene una balanza positiva a su favor", detalló Estrada.

El impacto

Según la directora, en el ámbito económico, la entrada en vigor del tratado ha tenido un impacto positivo para el comercio guatemalteco por la reducción importante de aranceles.

"Si no tuvieramos el tratado tendríamos que pagar arancel por más del 60 % de los productos", comentó.

Doce años después de la entrada en vigencia del acuerdo, tan solo unos productos mantienen sus aranceles que son los que se negociaron con cuota a 15 y 20 años.

Para entrar a Guatemala alguno de estos productos son leche, aguacate o café. Mientras que para ingresar a EE.UU. algunos artículos aún con gravamen son el algodón y el tabaco.

09 de febrero de 2017, 06:02

cerrar