Un delantero celebró haciendo "twerking"...¡y el árbitro lo amonestó!

El reglamento del fútbol dice claramente que ciertas celebraciones de gol son motivo de tarjeta amarilla. La más conocida es quitarse la camisa: si un jugador celebra así, se lleva la amonestación y punto. 

Otras (menos frecuentes) que también pueden generar amarilla son faltarle el respeto al rival o a la afición, o irse a meter entre el público y celebrar con ellos. Ahora bien, la siguiente no sabemos en qué categoría está. 

Kei Kamara, delantero del New England Revolution de la MLS estadounidense se llevó una tarjeta por hacer “twerking”. Sí, así como se escucha. El jugador de Sierra Leona hizo un pequeño baile después de anotar, por lo que el árbitro consideró apropiado castigarlo. 

¿Falta de respeto? ¿Provocación? No sabemos cuál fue el criterio del juez, y Kamara tampoco lo entendió, ya que pasó un buen rato reclamando. 

  • RELACIONADO: 

24 de octubre de 2016, 10:10

cerrar