Delmy, la chica que cambió la taquigrafía por la mecánica de motos

De niños, muchos sueñan con ser médicos, abogados, bomberos, policías, diseñadores de moda, astronautas o cantantes. Sin embargo, con el paso de los años, las cosas pueden cambiar, al igual que dichas metas. 

Delmy Macario, una jovencita de 19 años, sentía que lo suyo no era estar sentada en un escritorio, asistir a un colegio para volverse una secretaria bilingüe y tomar notas en una oficina. Su atracción por las motocicletas le hizo tomar una decisión que poco agradó a su familia. 

“Estaba en un colegio para aprender secretariado, pero no me sentía bien. Terminé el primer año, pero a principios de este le dije a mi mamá que quería estudiar mecánica. Al principio no me apoyó porque dejé los estudios”, relata Delmy.

Mientras cuenta su historia, los ojos de esta jonvencita se iluminan al hablar de lo que ha aprendido. El rugir del motor y el brillo de las luces la enamoran a tal punto que ha empezado a ahorrar para comprarse su propia máquina de dos ruedas; así, cuando tenga un problema, ella misma pueda repararlo. 

“A pesar de que soy mujer, me encanta la mecánica. A la hora de estar frente a una moto me fascina ver cómo la desarman, sentir la textura de cada pieza. Ver cómo se desenvuelven los pistones y hacen la mezcla de admisión, compresión, explosión y escape”, explica. 

Sin embargo, no todo ha sido fácil, ya que Delmy ha tenido que tratar de encajar entre los hombres. Pero su buen humor ha sido su mejor arma para ganarse la confianza de sus compañeros y compartir conocimientos sobre su carrera.  

Destacadas

Estefani Pérez, Lisbeth Sian y Esther Rodríguez están en el curso de Mecánica Automotriz.

Estefani está casi en la fase final de la carrera y en el módulo en el que se encuentra actualmente está aprendiendo a reparar motores de vehículos.

Mientras que Lisbeth y Esther empezaron este año en la carrera y ahora aprenden sobre el funcionamiento del sistema eléctrico de un vehículo.  

“Mi papá a veces se queda sorprendido cuando lo ayudo a reparar su carro. No pensaba que yo pudiera hacer este tipo de trabajo”, cuenta Esther. 

Por otro lado, Breylin Castillo es una de las dos estudiantes que está inscrita en Electricidad Industrial y ha sabido demostrar sus habilidades en ese campo.  

“Cuando estaba en Básicos nos daban una clase de Industrial y me gustó lo que aprendíamos. Veía videos en Youtube sobre electricidad y me fascinó. Creo que fue la mejor decisión que tomé, venir a Intecap”, explica.  

De acuerdo con las autoridades del Instituto Técnico de Capacitación (Intecap) Guatemala 2, ubicado en la colonia Justo Rufino Barrios de la zona 21, el 2017 ha sido el año con mayor número de mujeres inscritas en carreras como Electricidad Industrial, Enderezado y Pintura, Mecánica de Motocicletas y Automotriz, así como Mantenimiento Industrial. 

En total, son 15 las mujeres que buscan incursionar en carreras en las que normalmente no lo hacen otras. 

24 de julio de 2017, 05:07

cerrar