Denuncian a dos magistrados que otorgaron libertad a Blanca Stalling

La Sala Tercera de Apelaciones le otorgó arresto domiciliario a la magistrada señalada por tráfico de influencias. (Foto: Archivo/Soy502)

La Sala Tercera de Apelaciones le otorgó arresto domiciliario a la magistrada señalada por tráfico de influencias. (Foto: Archivo/Soy502)

Bajo el argumento de que la resolución que otorga libertad condicional a Blanca Stalling se sustenta en hechos falsos, el abogado Alfonso Carrillo presentó una denuncia contra dos magistrados de la sala que la emitió.

En la solicitud de antejuicio que fue planteada ante el Juzgado Primero de Paz Pluripersonal del Ramo Penal, se señala a los dos magistrados que votaron a favor de Stalling de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones de incurrir en prevaricato.

La Sala Tercera de la Corte de Apelaciones también resolvió darle libertad condicional a Samuel y José Morales por el caso Botín Registro de la Propiedad. (Foto: archivo/Soy502)
La Sala Tercera de la Corte de Apelaciones también resolvió darle libertad condicional a Samuel y José Morales por el caso Botín Registro de la Propiedad. (Foto: archivo/Soy502)

Los togados denunciados son Jaime Amílcar González Dávila, quien preside la sala, y Edith Marilena Pérez Ordóñez. Beyla Adaly Xiomara Estrada Barrientos realizó un voto disidente, por lo que, a criterio de Carrillo, no merece la denuncia penal. Al contrario, su voto razonado es una prueba más en contra de sus compañeros de sala.

Carrillo calificó como falsos los argumentos de la resolución acerca de que Stalling es una persona de arraigo “por cuanto tiene un grupo familiar constituido" y que se le pueden aplicar varias medidas sustitutivas de las contempladas en la ley "para garantizar la presencia de la acusada".

Para el profesional del Derecho, las afirmaciones no tienen lugar al tomar en cuenta que la magistrada de la Corte Suprema de Justicia "no solo desatendió el llamado de la justicia", sino que se disfrazó y utilizó un arma para "amedrentar a la autoridad" y así evitar su captura.

Partiendo de que los magistrados González Dávila y Pérez Ordóñez están conscientes de la conducta de Stalling, que se hizo pública y fue difundida ampliamente, habrían incurrido en el delito de prevaricato, y su proceder debería ser investigado
Alfonso Carrillo
, abogado.

El pasado 30 de marzo, la Sala Tercera de Apelaciones otorgó arresto domiciliario a Stalling, quien fue enviada a prisión preventiva el 9 de febrero luego de que el Juzgado Séptimo considerara que existían indicios suficientes de que incurrió en el delito de tráfico de influencias.

Según la investigación del Ministerio Público, la togada intentó presionar al juez Carlos Ruano, miembro de la corte que conocía el juicio por el caso IGSS-Pisa, para que beneficiara al hijo de la funcionaria, Otto Molina, en ese proceso.

21 de abril de 2017, 07:04

cerrar