"Monstruo de los Andes", el criminal más sanguinario de Latinoamérica

Pedro Alonso López fue declarado como uno de los hombres más peligrosos de Latinoamérica después de asesinar a más de 400 niñas en Colombia, Ecuador y Perú, durante la década de los 80.

Conocido como el "Monstruo de los Andes", fue expulsado de su familia cuando tenía nueve años después de que su madre le pillara intentando abusar de su hermana menor. A partir de ahí comenzó a vivir diversas situaciones traumáticas que fueron construyendo su mentalidad psicópata. 

  • TE PUEDE INTERESAR:

Fue violado cuando vagaba por las calles de su Bogotá natal y también en la cárcel después de haber sido detenido por robar varios vehículos. Después de salir libre, comenzó su oleada de asesinatos en serie.

Primero fue en Ecuador, donde a partir de 1978, declaró haber matado a cien niñas en Perú, después de abusar sexualmente de ellas. Estuvo a punto de morir a manos de una tribu nativa que esperaban que fuera devorado por las hormigas, sin embargo un misionero se interpuso y lo entregó a la policía. 

No obstante, las dificultades legales entre las naciones y la poca motivación por buscar evidencias le dio la libertad.

Luego se mudó a Ecuador donde continuó su sanguinaria labor. Confesó haber matado a trescientas niñas, al menos tres a la semana. Las autoridades se sorprendieron al ver el orgullo con que lo mencionaba y colaboraba con ellos.

 

La justicia ecuatoriana lo declaró culpable y le condenó a 16 años de prisión, aunque salió dos años antes por buena conducta.

  • ADEMÁS:

Desde 1994, estuvo unos años más en un hospital psiquiátrico pero fue liberado de nuevo en 1998 y, desde esa fecha, se desconoce su paradero e incluso no se sabe si sigue vivo.

*Con información de Hipertextual

01 de septiembre de 2016, 10:09

cerrar