Un descuido salvó la vida del hijo del técnico del Chapecoense

Matheus Saroli posando junto a su padre, quien murió en el accidente aéreo. (Foto: FB Matheus Saroli)

Matheus Saroli posando junto a su padre, quien murió en el accidente aéreo. (Foto: FB Matheus Saroli)

En total, fueron nueve los jugadores del equipo brasileño Chapecoense los que no volaron por no estar convocados, pero uno de ellos esperó hasta el último minuto para saber si se subía o no al avión, quedándose en tierra y protagonizando una de las historias más insólitas que se desprenden de esta tragedia.

Alejandro Martinuccio es el único jugador argentino del plantel y aunque su participación en la final de ida estaba en duda, no perdía las esperanzas de viajar a Medellín para la final de ida de la Copa Sudamericana.

El jugador argentino Alejandro Martinuccio no pudo acompañar a sus compañeros a última hora por una lesión. (Foto: actualidad.rt.es)
El jugador argentino Alejandro Martinuccio no pudo acompañar a sus compañeros a última hora por una lesión. (Foto: actualidad.rt.es)

La verdad es que estoy muy mal, muy triste con todo esto. Siento un profundo dolor", ha dicho Martinuccio, que explica que Chapecoense es un club que le hizo "sentir uno más de ellos" apenas llegó, y que le trató "muy bien siempre". El futbolista admite que ahora solo espera "saber si hay sobrevivientes del accidente".

Pero quien protagoniza una historia aún más increíble es Matheus Saroli, quien no pudo acompañar al club desde São Paulo porque había olvidado su pasaporte.

  • INCREÍBLE:

El hijo del entrenador Caio Júnior confirmó que estuvo a punto de subirse al avión, pero su despiste hizo que se perdiera el vuelo con todo el plantel convocado a la final de ida en Medellín.

El joven afirmó que tanto él como su hermano y su madre se encuentran bien y realizó un pedido: "Precisamos fuerza y que nos den un poco de privacidad, especialmente mi madre".

Con información de RT e Infobae

29 de noviembre de 2016, 12:11

cerrar