Un despistado defensor metió un autogol totalmente insólito

Todos los autogoles tienen su grado de diversión (para el espectador, claro). Algunos son pura mala suerte, pero en otros, el jugador hace algún movimiento inexplicable que termina con la pelota en su propia portería. 

Y en una liga totalmente distinta está el defensor José Pérez. El futbolista del Burgos, equipo de la tercera división de España, metió uno de los autogoles más insólitos que se recuerdan. 

Hablando de goles curiosos, no te pierdas este: 

Primero, su equipo se acababa de salvar de un remate al travesaño que no entró de milagro. La pelota quedó allí, rebotada, sin peligro aparente. Tanto él como el portero dudaron, así que Pérez tomó la decisión de tratar de devolvérsela de cabeza, pero todo salió mal: 

El gol sirvió para que el Club Deportivo Guijuelo marcara el empate (1-1), con el que finalizaría el partido. 

Mira aquí el video: 

06 de septiembre de 2016, 12:09

cerrar